Por Dra. Paola Santana Díaz, Médico Medico General, estético y antienvejecimiento / Medicina Capilar en Climed


Es normal que diariamente se nos caigan 100 a 150 hebras por día. Pero, ¿cuándo pasamos de lo normal a lo patológico? ¿Y por qué sucede esto?

Publicidad

Caída del cabello: Las causas más comunes

Las causas de la caída del cabello pueden ser muchas y muy diversas. Desde un evento que impacte nuestra salud mental con un estrés emocional importante hasta como signo de alguna enfermedad.
Entre los pasos a tomar están observar si la caída se traduce en una pérdida progresiva en el tiempo o si es una de origen reciente.

De igual manera, debemos verificar si está localizada o es en todo el cuero cabelludo, o si lo relacionamos con alguna enfermedad o situación por la que estemos cursando. Esto nos irá guiando para saber si es necesario evaluarnos con un médico especialista.

Por eso, les presentamos las 8 causas más comunes.

1. Trastornos alimenticios

La malnutrición afecta de diferentes maneras el crecimiento del cabello. Los déficits nutricionales por dietas estrictas o restrictivas, sin acompañamiento médico, como las hipocalóricas e hipoproteicas, o un síndrome de malabsorción, nos podrían llevar a presentar anemia por déficit de hierro, déficit de proteínas, de micronutrientes, entre muchas otras deficiencias que se reflejan en el cabello.

2. Alteraciones hormonales

Los desequilibrios hormonales son causa frecuente e importante de la pérdida del cabello, tanto así que muchas veces son la primera bandera roja de patologías como el síndrome de ovario poliquístico, el hiper o hipotiroidismo o la resistencia a la insulina. La entrada en la menopausia, que, aunque es un proceso fisiológico, nos podría dar como signo pérdida de cabello o también podría ser el debut de una alopecia androgenética.

3. Post-parto

En el alumbramiento el cuerpo vuelve a realizar sus cambios del estado hormonal por lo que alrededor del tercer mes de post parto caen al unísono una gran cantidad de cabellos, como si fuera una “muda del cabello”. Esto se ve en mayor proporción luego del primer embarazo. Regularmente el cabello se recupera sin tratamiento en los siguientes dos años.

Publicidad

4. Covid u otra infección

El síndrome post-covid ha dejado como secuela que muchas personas pierdan mucho cabello. La cantidad se relaciona con fiebre elevada, días de infección y la severidad del cuadro. Hay personas que inclusive teniendo la infección ven pérdida del cabello, la mayoría percibiendo la caída aproximadamente al tercer mes luego de la infección. Este efluvio no está solo relacionado al Covid, sino a cualquier infección que haya impactado de manera significativa nuestro cuerpo, ya sea viral, bacteriana o por hongos.

5. Post-quirúrgico

El estrés al que se enfrenta el cuerpo ante una cirugía puede hacer que perdamos mucho cabello. En el proceso quirúrgico y posterior, todos los esfuerzos de sanación se dirigen al área quirúrgica por lo que el cuero cabelludo no recibe suficientes nutrientes en este proceso.

6. Enfermedades inmunológicas

Múltiples enfermedades inmunológicas se aprecian de manera sistémica con repercusiones en el cuero cabelludo. Se pueden ver incluso áreas parcheadas sin cabellos.

7. Medicamentos

Si leemos los vademécums de los medicamentos, veremos cómo muchos tienen como efecto secundario la “pérdida del cabello”. Por este motivo no debemos dejar de tomarnos el medicamento recetado por su médico, pero sí es bueno comentárselo si presenta este efecto adverso. En otra instancia, el freno de la ingesta de anticonceptivos que se han utilizado durante un largo período de tiempo también nos podría dar una pérdida importante.

8. Hábitos cosméticos

Poca frecuencia del lavado y usos químicos pueden causar inflamaciones significativas.

Otros factores son el estrés, cambios climáticos (si viajas de un país muy frío a uno caluroso o si donde vives las estaciones son muy marcadas, por ejemplo) y la alopecia androcronogenética, que es la forma más común de pérdida de cabello en el hombre y es muy común en la mujer que está entrando en la menopáusica.

No podemos disminuir la frecuencia del lavado por temor a ver numerosos cabellos en la regadera. Al contrario, debe lavarse más, desenredar en la regadera con mascarilla y con los dedos. El peinado diario es bueno. Desenredar suavemente y con calma, iniciando por las puntas. El cabello al no cepillarlo o no lavarlo hace que se acumule la cantidad que debía desprenderse ese día.

Publicidad

Estas son algunas de las causas de la caída de cabello más comunes. No olviden agendar una consulta en caso de notar un cambio alarmante o insual en su cabellera.