Si has estado vigilante de las tendencias de hoy en día, sabes que tanto las pesas como pilates se han apoderado del algoritmo de muchas personas. En esta batalla, aparecen tres videos seguidos vendiéndote la vida de pilates, yoga, matcha por la mañana y bandas elásticas. Por otro lado, está el lado de las pesas, que te urge a darle duro a la proteína y levantar tu propio peso, moldeando un cuerpo ultra fitness.

Ahora bien, ¿Cómo sabemos que camino elegir? ¿O acaso tenemos que elegir un solo camino?

Publicidad

Empecemos por lo básico: Desglosar el significado de cada bando.

Pilates vs Pesas. Round 1. Fight.

Pilates y Pesas: ¿Tengo que elegir un solo camino?

Aquí explicamos un poco sobre las doble P, en caso de que haya confusión.

¿Qué es Pilates?

Mirémoslo como un entrenamiento de cuerpo y mente. Creado a principios del siglo XX, por Joseph Hubertus Pilates, quien lo ideó. Este tipo de ejercicio ayuda no sola a mejorar técnicas de respiración sino a optimizar tu movilidad y tonificar tu cuerpo. O, como le dicen popularmente, el deporte de las amas de casa. Pero no se dejen engañar por estereotipos, pues hay diferentes tipos de Pilates, donde por ejemplo se utlizan máquinas y se descarga peso. En fin, este tipo de entrenamiento puede ser igual de desafiador, dependiendo de cúal sea tu objetivo.

También, puedes empezar por hacer ejercicio en casa con solamente un yoga mat, mientras te vas acomodando, puedes optar por inscribirte en clases grupales o particurales.

Por otro lado, ¿Qué me ofrece subir pesas?

Pues al igual que el Pilates, el levantamiento de pesas tiene varias vertientes. No lo veas como algo intimidate o un entrenamiento estrictamente para hombres, porque no lo es. Por ejemplo, puedes empezar con un entrenador donde puedas ubicar qué rutina te conviene según tus metas. Además. puedes empezar con pesas ligeras e ir subiendo hasta el punto que quieras llegar, luego puedes trabajar en el mantenimiento.

Publicidad

Ojo con las lesiones, siempre practica las rutinas de manera segura. Si no estás seguro de la postura correcta de algún ejercicio, pídele ayuda a un profesional que tengas cerca o busca un vídeo en Internet de alguien al que le tengas confianza. Que no te de vergüenza.

Pilates y pesas: ¿Cómo puedo integrar las dos?

Creo en la habilidad de no tener que ser exclusivo con este tipo de cosas. Es decir, puedes integrar las dos en tu rutina personal. Ninguna decisión te hará mejor o peor que nadie, aquí lo que se debe priorizar es salud, en todos los sentidos.

Por ejemplo, como mencioné anteriormente, Pilates no significa levantar las piernas por un minuto y adiósbyebye. Al contrario, existen métodos como los siguientes:

Añadir peso, paso a paso

Agregar pesas en los tobillos o utilizar mancuernos aumentando gradualmente de peso (3lbs, 5lbs, 8lbs) puede asegurar el aumento de masa muscular de forma segura.

Adentrarte al mundo de Pilates Reformer

El Pilates Reformer utiliza el Universal Reformer, una máquina diseñada por Joseph Pilates por igual. Según fuentes, “este aparato se compone de una estructura con una plataforma plana que se desliza de un lado a otro por el marco, que a su vez cuenta con cuerdas, muelles y resortes.” De este modo, trabajas varias partes de tu cuerpo al mismo tiempo. Además, tienes la opción de ajustar la resistencia, así puedes ir trabajando a tu nivel paso a paso.

Arriésgate. Inténtalo. Así conoces tu cuerpo mejor, conoces sus límites, y de paso, te conoces a ti a un nivel más profundo.

Publicidad