Poco se habla de la importancia de utilizar telas amigables para nuestra zona íntima. Muchas estamos acostumbradas a usar ropa que probablemente no es buena para la salud de nuestra zona vaginal. En esta ocasión, nos llevamos de los consejos de una ginecóloga y profesional del área que nos brinda sus mejores recomendaciones.

Colaboración con la Dra. Laura Olivares // Instagram: @DraLauraOlivares

Publicidad

Ginecóloga

Infecciones vaginales

Las infecciones vaginales son una de las causas más frecuentes de consulta. El enrojecimiento de la zona vulvar, la sensación de quemazón, molestia al roce o dolor durante el coito son algunos de los síntomas que se pueden presentar, aparte de la salida de secreción vaginal.

Más del 75% de las mujeres experimenta algún episodio de infección vaginal durante su vida y, por eso, es importante conocer los factores que podrían causarlas. Dentro de los más importantes está el uso de duchas vaginales, dieta alta en carbohidratos, jabones muy perfumados, sudor excesivo, la higiene personal, incluyendo el uso de ropa interior adecuada y limpia. 

Publicidad

¿Qué quiere decir con «ropa interior adecuada»?

La ropa puede causar alteraciones en la microbiota vaginal, debido a la variación de temperatura, la humedad local y la ventilación comprometida de los genitales externos, alterando el ecosistema genital y provocando irritación, reacción alérgica o secreción.

No se recomienda usar protectores de panties de manera regular, tampoco el uso de telas sintéticas como el nylon, poliéster o encajes. Estas telas promueven el crecimiento bacteriano al bloquear el aire en la zona. La seda tiene el mismo efecto, así que es mejor usarlos sólo para momentos especiales.

La ropa interior de algodón

La ropa interior de algodón permite más aireación y absorbe más humedad, lo que abre paso a la transpiración adecuada. Sin embargo, el hecho de que también se usen jeans ajustados o pantalones ajustados, a menudo causa una restricción de la ventilación y compresión de la vulva, promoviendo la oclusión y la fricción. Esto puede ser perjudicial, negando así el efecto beneficioso de las bragas de algodón.

A pesar del cambio de telas, las bacterias pueden sobrevivir un ciclo de lavado. Así que a menos que uses cloro o antibacteriales para lavarlos, es más importante que se seque la ropa adecuadamente, en secadora a temperatura baja o al sol directo. 

Publicidad

¿Qué tan frecuente se debe asear la zona vaginal?

En el clima tropical se recomienda asear dos o tres veces al día la zona genital, especialmente luego de orinar o evacuar e incluso luego de las relaciones sexuales. El uso de jabones suaves pueden cuidar la piel de la resequedad y evitar el cambio en el pH vaginal. También algunos favorecen que no se quite el vello genital en su totalidad. Se recomienda que se recorte a 0.5cm o evitando el uso de rasuradoras o irritantes. Evita el uso de suavizantes o detergentes con mucho perfume que pueden irritar la zona y provocar alergias.

Actualmente se están trabajando tejidos con capacidad para prevenir infecciones como el algodón con actividad anti candidiásica. Estos son tratados con extracto de agallas de roble para fabricar pañales desechables y ropa de higiene. En un futuro podríamos tener disponible otras alternativas para evitar infecciones vaginales.