Feliz sábado, especialmente a todas esas personitas que sufren cada mes. Este artículo está dedicado para ustedes.

Porque está bien, ya pasamos por algo que no podemos controlar y es un proceso natural del cuerp-ajá. Pero, ¿Cómo salimos de ese estado de ansiedad-tristeza-desgane cada vez que pasa? ¿Cómo mejoro mi mood cuando estoy en esos días?

Publicidad

¿Cómo mejoro mi mood cuando estoy en esos días?

Aquí les dejo algunos tips que me han ayudado a mí, y ojalá les ayude a ustedes también. Let’s go.

Puedes añonarte, no estás pecando

La idea es que cuando te sientas mal, lo aceptes. No que lo intentes cambiar maldiciendo al aire (aunque puede que alivie cierta tensión). Compra esa sal marina terapéutica que viste en la farmacia y que siempre catalogas como una adquisición innecesaria. O, por otro lado, enciende algunas velas, léete una novela, mira tu película o serie favorita, etc. Valora que estás pasando por un momento donde necesitas ponerte primero, y eso está más que bien.

El santo grial: La almohadilla térmica

No me cansaré de decirlo. El calor en la zona inferior del estómago es gloria, es todo lo que está bien. Si no tienes una almohadilla térmica, puedes calentar agua y rellenar una botella vacía. O, si quieres invertir en este pedazo de hack, puedes buscarla en tiendas de departamento locales o en Amazon para algo más personalizado. Háganlo, se acordarán de mi.

Come chocolate negro, el alivio es agridulce

Por si no lo sabían, estudios dicen que el chocolate negro ayuda a aliviar los dolores menstruales. Así que si estabas esperando para darte un gustico, ya no más. ¿Por qué es esto? Bueno, el chocolate negro contiene un nivel alto de magnesio, y el magnesio ayuda a relajar los músculos, por ende, ayuda a que dejen de contraerse.

Mantén la actividad

Como también es bueno recostarse, lo es mantenerse activo por igual. No estoy diciendo que te destruyas en el gimnasio (aunque hay algunos elegidos, hechos de acero puro, que les ayuda). Hablo de yoga, 5-10 minutos de meditación o hasta una simple caminata por tu calle donde te pueda dar el sol en la cara. Esto hace que la sangre fluya, y fluya a otros lugares.

Piensa lo que vas a ingerir

Por último, les dejo una advertencia. Bebidas que contengan cafeína, alcohol y hasta comida altamente procesada pueden empeorar tus síntomas. No tienes que eliminarlos de tu dieta, pero considerar reducir su consumo sería una buena idea para la mayoría. Hazte una rica ensalada con tus frutas favoritas o un buen té de manzanilla con jengibre endulzado con miel. No te arrepentirás.

Publicidad

Eso es todo.

Les deseo una menstruación libre de dolor.

Besos.