Esta pidió mayor atención a la enfermedad de Alzheimer en su discurso de agradecimiento el domingo por la noche.

Con el Premio de la Academia la actriz de 54 años coronó una serie de triunfos que incluyeron el Globo de Oro y el premio del Sindicato de Actores de la Pantalla (SAG, por sus siglas en inglés), alcanzados por su interpretación de una profesora de lingüística a la que le diagnostican Alzheimer en sus primeras etapas.

Publicidad

«Estoy tan feliz y emocionada de que hayamos podido dirigir la luz hacia el mal de Alzheimer», dijo Moore. «Mucha gente con esta enfermedad se siente marginada. La gente que tiene la enfermedad de Alzheimer merece ser vista para que podamos encontrar una cura».

Moore investigó por cuatro meses en su preparación para el papel. Platicó con mujeres con la enfermedad y con médicos y visitó un albergue para enfermos.

La actriz, quien había estado nominada al Oscar en cuatro ocasiones anteriores, fue la favorita de este año durante toda la temporada de premios.

Moore recibió ánimos de su esposo, el director Bart Freundlich, de 45 años, cuando iba rumbo al escenario.

«Leí en un artículo que ganar un Oscar aumenta la esperanza de vida cinco años», dijo. «Si eso es verdad, me gustaría agradecer a la Academia porque mi esposo es más joven que yo».

Publicidad