“Iniciamos en Miami, Florida, bajo el entrenamiento de los mejores expertos del área. Allí trabajamos por varios años con un socio, pero luego nos independizamos, al venir a Santo Domingo”. Con cinco años en el mercado dominicano, Bluepoem es reconocido por el alto estándar de sus proyectos, produciendo un estilo cinematográfico que cumple con los requerimientos de sus clientes,  logrando que cada trabajo sea inolvidable”, nos cuenta Ángel, quien además se siente muy afortunado de acompañar a sus clientes momentos importantes de sus vidas”. 

Se considera pro mujer. Para él, hoy en día puede ponerse “de tú a tú” con cualquier hombre; es muy emprendedora, y mucho más, ejecuta. “Mi esposa es el alma de la compañía, sin ella Bluepoem no sería posible”. Además es padre de Emmanuel, de cinco años. “Es mi mayor bendición. Me he enfocado en ser el mejor padre de todos, a tiempo completo”. Nos contó que es un aficionado del gimnasio, de la playa, y entre risas, de la decoración, para cual dice tener un talento escondido entre las venas.

Publicidad

 

Pasión… “Me considero un abanderado del cine. Me fascina, puedo durar un día completo viendo películas”.

En agenda… “Estamos trabajando en la organización del próximo “The Wedding Work Shop”, un evento educacional dedicado a novias. Además, estudiamos la posibilidad de entrar al mercado de los Estadios Unidos, con un personal que pueda ejecutar allá”.

 

Cita: “La mujer debe ser imprescindible en cualquier escenario de la vida de un hombre, y de la sociedad en general”.

Publicidad