Por Eva Herbert, MSc. Psicóloga

 

Publicidad

Es común al frecuentar con familiares que te hagan preguntas sobre tu vida personal, pero cuando se trata de la pareja entramos en un terreno delicado.

 

Presión familiar por tener pareja durante las fiestas.

¡Seamos sinceras! Hay mucha presión social al respecto y más en esta época. Al hablar de familia y amistades, siempre partiremos del supuesto de que sus preguntas y comentarios son realizados con las mejores intenciones y vienen del mejor lugar. Sin embargo, esto no necesariamente previene o evita las emociones que suelen desencadenarse.

 

¿Rabia, tristeza, vergüenza o culpa? ¿Te has preguntado qué te hace sentir a ti el no tener pareja en estas fechas? Es una pregunta importante para saber cómo gestionar lo que sea que sientas.

 

Publicidad

Si las emociones que sientes son estas o alguna otra displacentera, es decir, si te hacen sentir incómoda las preguntas de tu familia sobre tu estado civil, vamos a buscar juntas una forma de solucionarlo, como si de un problema de tratara.

 

¿Cómo lidiar con dicha presión?

Lo primero es ponerle nombre a tu emoción y validarte. Sea lo que sea que sientas es totalmente válido, ahora bien ¿qué tipo de pensamientos se desencadenan posterior a estas emociones? ¿Son positivos o negativos? ¿Piensas que estás disfrutando tu soltería y que te sientes bien como estás o por el contrario, empiezas a machacarte con la idea de no tener a alguien con quién estar?

 

Si tu respuesta va más inclinada hacia la segunda opción, es importante que puedas ser compasiva contigo. En primer lugar, porque tener pareja no es obligatorio y nadie puede presionarte a cambiar tu estado civil como si fuera algo sencillo.

 

Entonces, posterior a saber cómo te sientes y qué piensas, es importante que te preguntes si quieres o no responder, y cómo lo harías. Recuerda siempre que para comunicarnos la forma ideal siempre será la asertividad. Entendemos por asertividad, la habilidad comunicativa que nos permite expresar nuestras opiniones, sentimientos y pensamientos tomando en cuenta los del otro, siendo respetuosa, empática y si es el caso, cariñosa.

Publicidad

 

Trabajar en tu autoestima será fundamental. Una mujer segura de sí misma puede establecer límites claros y aceptar su estado civil, así como disfrutarlo mientras lo tenga.

Preguntas siempre habrá, el punto es que tú te sientas cómoda y que si llegases a sentirte irrespetada o juzgada, puedas hacerte respetar de forma asertiva.

 

Espero que puedas disfrutar satisfactoriamente de todas tus fiestas.