Más allá de Katy Perry, el Súper Tazón brilló por otras mujeres: las fanáticas ( la supermodelo Gisele Bündchen incluida). Aquí un repaso fotográfico de la euforia del triunfo y la tristeza de la derrota.


Publicidad

+ Temas relacionados 

El rostro femenino de la derrota