Según el portal Cinemania.es desde su aparición en Gru, mi villano favorito hasta su contagiosa invasión de la taquilla veraniega con Los Minions, más o menos todo el mundo había asumido que estas simpáticas criaturas amarillas de vocabulario tan políglota como ininteligible y propensas al cachiporrazo slapstick no tenían género. Sin embargo, al bautizar con nombre propio a los protagonistas de su spin-off, sus creadores optaron por llamarlos Kevin, Stuart y Bob, tres nombres tradicionalmente masculinos. ¿Significa eso que todos los Minions son chicos? ¿Lo que parecía una atrevida toma de postura contra la separación de géneros en realidad es un club exclusivamente masculino donde no hay ni una sóla chica Minion? Su creador, Pierre Coffin, se ha pronunciado recientemente al respecto.

“Teniendo en cuenta lo tontos y estúpidos que son a veces, no podía imaginarme que los Minions fueran chicas”, ha declarado Coffin en The Wrap. La ambivalencia de género de los Minions, a la que parecía apuntarse cuando alguno se pone disfraces femeninos u otro se cubre supuestamente los pezones con estrellas de mar al salir del agua, queda así puesta en entredicho por el propio creador de las criaturas.

Publicidad

El animador francés, que también se encarga de poner las voces de sus escurridizos personajes, ha dado a entender  que todos los Minions son macho, pero sin entrar en más detalles sobre su, por el momento, desconocida forma de reproducción. En el pasado se negó que sean hermafroditas o puedan dividirse para multiplicarse, llevando a los fans a plantearse teorías como su clonación a partir de la misma secuencia de ADN; algo que, de hecho, se afirma directamente en el cortometrajeMinions: Día de orientación (2010).