Parece ser que el año de la búsqueda de la paz lo será en todos los aspectos. Luego de las festividades navideñas, las famosas se dispusieron a pasearse por la primera gran alfombra del año dejando saber que saborearon cien por ciento la Navidad.

 Taraji P.Henson, la ganadora del Globo de Oro a mejor actriz en una serie dramática por su papel en Empire, no se mostró nada incómoda dejando ver un poco de su barriguita en un muy apretado vestido de Stella McCartney, que de hecho se perfila como una de sus mejores apuestas sobre la alfombra.

Publicidad

 Muchos fueron los que aseguraron que el drapeado del vestido que caía justo sobre el abdomen de JLo, la más aplaudida de la alfombra, era justamente para ocultar esas libritas abdominales de más. Otra que sorprendió, y a pesar de que luce delgada, no tan tonificada como antes, fue Kate Hudson. A ella no le molestó mostrar mucha piel, y que la falda de su “dos piezas”, le ajustara al punto de sacarle algunos rollitos desde ciertos ángulos.

 A quien quizá no le favoreció mucho el dejarse llevar, fue a Katy Perry. Apostó por uno de los colores del año luciendo un Prada, en un estilismo muy a lo Brigitte Bardot, pero que lamentablemente no le funcionó.

 En fin, ¿será esta otra forma de las actrices de Hollywood comenzar una nueva revolución? Podría ser, el año pasado se trató del salario, quizás este, el de la paz y la serenidad, traía consigo menos culto al cuerpo directo desde las alfombras rojas.