Daniel Espinosa es un nombre muy reconocido en México, y más aún, en su natal Taxco, donde pudimos comprobar es toda una celebridad. No solo por poner en alto el nombre de los artesanos de la ciudad en alto, sino también por ayudar a desarrollarla. “Cumpliremos 18 años de la primera colección que lancé en 1997. Ha sido un recorrido interesante, pero falta mucho”, nos dice recordando sus inicios en el mundo de la joyería. 

Su éxito no es culpa de la casualidad, todo se debe al enfoque. “Hay que ser lo suficientemente activo para hacer que las cosas pasen, pero también hay que permitir que tengan su tiempo de maduración para que puedan lograrse”, afirma. Pero, como él mismo nos dice, en esa espera, también hubo un accionar para que las cosas sucedieran. De eso se trata ser exitoso, que es una palabra que define al diseñador que mantiene la humildad a pesar de haber alcanzado algo que hoy por hoy muchos quieren: fama.

Publicidad

Al mirar hacia atrás, ¿cuál de tus logros es el que más receurdas? Realmente se trata de uno muy reciente, el de poder concretar la primera boutique de Daniel Espinosa en un país totalmente ajeno a nuestra cultura e idioma como Moscú, permitiendo que sean las joyas mismas quienes se expresen. Me encanta la idea de llegar a otras latitudes, que mis joyas se adapten a un mercado ruso.

¿Cuándo es la apertura? En noviembre de este año. Recientemente fuimos invitados a un desfile allá, el día 15 de septiembre, que es una fecha muy importante en mi país. Entonces, aprovechamos y recibimos en la residencia del embajador mexicano a unos 500 invitados. Con ello buscamos hacer saber a la comunidad rusa y al cuerpo diplomático acreditado de qué se trata la firma Daniel Espinosa.

Por hecho de que el gobierno piense en ti para llevar tus diseños a otras tierras podríamos decir te convierte en un embajador de México. De todos los eventos o sucesos vividos en torno a la joyería, ¿cuál o cuáles te han hecho sentir más orgulloso? Más que el tema de la promoción diría que es el reconocimiento de mi país, el ver que las mexicanas lo han convertido en su marca; lo que hacemos lo creamos y usamos aquí y lo exportamos. No hay tantas marcas creadas por latinoamericanos; por ejemplo, ustedes tienen a Oscar de la Renta, el más internacional de los dominicanos. Entonces, esto es algo que no se ha dado aquí, ir al exterior y comunicar a través de algo muy propio que es la platería y la joyería, con un lenguaje mucho más moderno que dice ‘este es el México nuevo’. Eso es lo que me hace sentir muy orgulloso.

¿Cómo llegas a República Dominicana? Elisa Pimentel (la propietaria de la franquicia allá), en un viaje de negocios descubre una boutique en el aeropuerto, y así surgió el proceso; es un binomio fantástico. La verdad que hemos logrado trabajar de una manera muy interesante. Como mujer supo qué funcionaría, además de que conoce su entorno, su gente. Eso nos permitió conocer que las islas son un buen negocio, por eso dijimos “vamos a Puerto Rico”.

¿Cuál es el best seller de Daniel Espinosa? El collar Mexican Geometry. Nunca hay suficientes cubos. Tenemos 200 talleres fuera del nuestro haciendo cubos para nosotros porque no damos abasto. Creo que ha sido un éxito porque da las dos sensaciones: clásico y avant garde, todo a través de su silueta”.

¿Qué consejo darías a quien quiere emprender su propio negocios de moda? Es necesario prepararse para los comentarios, pues habrá gente a quien le guste tu trabajo y habrá a quien no, hay que tener un poquito la piel gruesa para poder de alguna manera recibir con categoría y también poder responder. Yo soy muy abierto a las críticas, de que “esto no me gusta”, pero también me gusta saber el por qué. Ahora, repito, el que no le guste a alguien no significa que no le va a gustar a nadie. 

Publicidad

Sus tiendas
En México tiene más de 25 boutiques, siendo una de las más recientes su apuesta juvenil Daniel by Daniel Espinosa. De su país natal ha recorrido el mundo con tiendas en España, Costa Rica, Panamá, Noruega, Australia, Estados Unidos, Moscú y República Dominicana.