Colaboración Glenys Peña, Psicólofa Clínica

 

Publicidad

Las actividades extracurriculares tienen enormes ventajas para la vida, tanto personal como profesional, de niños, jóvenes y adultos. Estos beneficios tienen que ver tanto con la salud física, el bienestar emocional y la mejora cognitiva.

 

Las actividades extracurriculares

Las actividades extracurriculares tienen enormes ventajas para la vida, tanto personal como profesional, de niños, jóvenes y adultos. Estos beneficios tienen que ver tanto con la salud física, el bienestar emocional y la mejora cognitiva.

 

Las actividades como disciplinas deportivas, programas de música, teatro o clubes de arte tienen beneficios significativos para los niños y los adultos jóvenes pues en general la disciplina adquirida a través de estas actividades y los buenos hábitos, siguen a los estudiantes en la edad adulta  y pueden ayudarles a estar mejor preparados para enfrentar incluso la vida universitaria y laboral.

 

Publicidad

Otro de los beneficios de estas actividades se encuentra alrededor del bienestar emocional que les genera el verse obteniendo logros fuera del contexto escolar y en el caso de los adultos en el contexto laboral y descubrir incluso talentos para determinados deportes o incursión en las artes. Este despertar genera mayor sentido de seguridad y afianza de forma eficiente la personalidad.

 

Dentro de los beneficios puntuales encontramos:

  • Optimización del desarrollo cognitivo (motricidad, memoria, razonamiento y lenguaje).
  • Mejora significativa de la autoestima y seguridad por el autoconocimiento adquirido (Gestión Emocional).
  • Optimización del proceso de aprendizaje que se traduce en un mejor desempeño escolar.
  • Desarrollo de la disciplina y seguimiento de estructura.
  • Diversión y liberación de energía.
  • Mejora de la creatividad y autoconfianza (habilidades de expresión).

 

 Todo en su justa medida

Es importante puntualizar que si bien es cierto que las extracurriculares tienen múltiples beneficios también es importante puntualizar que el exceso de las mismas puede generar fatiga e incluso llegar a convertir en un caos el sistema familiar por las múltiples actividades diseñadas.

 

Es importante gestionar de forma correcta dichas actividades y también dar espacio al descanso y tiempo libre. Lo ideal seria que dentro de la dinámica familiar se establezca por lo menos uno o dos días de tardes completamente libres que den espacio a la puesta en práctica de la creatividad y juego espontaneo.

Publicidad