Según el periodista Aburto de http://masdeporte.as.com, sería demasiado ingenuo creer que a la NFL se le ocurrió, de la nada, la idea de diversificarse y abrirle la puerta al género femenino en varias áreas con la réferi Sarah Thomas y la coach asistente interina en Arizona, Jen Welter, quien trabajará sólo durante la pretemporada con los linebackers internos.

Welter, de 37 años de edad, ha estado escribiendo historia a lo largo de su carrera. En febrero, se convirtió en la primera entrenadora en una liga profesional masculina de fútbol americano cuando fue firmada por el Texas Revolution de la Indoor Football League para encargarse de los apoyadores y equipos especiales. En febrero del 2014, se convirtió en la primera mujer en jugar en una posición distinta a la de pateador en una liga profesional masculina de fútbol americano cuando alineó como corredora y especialista en regresos para el Revolution. Welter jugó al fútbol americano profesional por más de 14 años como apoyadora con las Dallas Diamonds de la Women’s Football Alliance, ayudando a la organización a conseguir cuatro campeonatos.

Publicidad

La contratación de Welter sucede en la misma temporada en que Sarah Thomas se convirtió en la primera oficial de tiempo completo en la historia de la NFL, y lo hará como juez de línea (side judge) en la plantilla del réferi Pat Morelli.

El columnista deportivo Ivis Aburto destaca que la llegada de estas mujeres, aunque tiene como origen procesos que iniciaron hace unos años, coincide con el creciente número de casos de violencia doméstica entre jugadores de la Liga. «Los casos de Greg Hardy en 2014 y de Ray Rice en 2015 son los más publicitados del último año, pero desde 2012 se han presentado denuncias contra jugadores de la NFL por agredir a sus novias o esposas, y en casos mínimos, a sus hijos» agrega en su entrada.

En algunos casos, la violencia no ha quedado en agresión. Recordemos el caso de Jovan Belcher, el linebacker de los Jefes de Kansas City que el 1 de diciembre de 2012 se suicidó frente al entonces coach del equipo, Romeo Créenle, tras haber asesinado a su esposa.De hecho, sólo en 2015 se han suscitado seis casos de violencia doméstica.Si en la violencia de género “una es demasiado”, o como dirían en inglés, “one is too many”, ¿qué se puede decir de seis o los 20 casos registrados desde 2012?

Por todos los casos registrados y lo que seguramente sucederá en los próximos meses es que la presencia de Thomas y Welter resulta agradable para todos y es una buena movida en el intento de la NFL por mejorar su imagen ante sus seguidores del género femenino y todo su público.

Publicidad

 

Temas relacionados 

Única mujer reclutada en un equipo de la NBA

Una mujer en Grandes Ligas

+ Equidad en el deporte