Si bien el peso puede no llegar a ser un problema en todos los casos, existen trastornos comunes relacionados a la obesidad y la obesidad mórbida (Índice de Masa Corporal mayor a 40) que podrían interferir en la concepción y normal desarrollo del embarazo. En el caso de los hombres, el exceso de grasa corporal puede reducir tanto la concentración de esperma como la actividad espermática. El sedentarismo propio de la obesidad hace que los genitales masculinos estén sometidos a un efecto de temperatura elevada que afecta la fertilidad. Las consecuencias varían entre disminución de la cantidad de espermatozoides, alteración de su función y modificación en su forma.

 En cambio, en ella se puede producir disturbios hormonales (Síndrome de ovario poliquístico, hipotiroidismo, exceso de estrógeno y resistencia a la insulina, entre otros), capaces de provocar períodos menstruales anormales, es decir, anovulatorios, incidiendo en la fertilidad. Así mismo suelen tener mayores dificultades para quedar embarazadas y dar a luz, sea naturalmente o por medio de técnicas de fertilización asistida. Por esto, en la actualidad es muy común que tanto mujeres como hombres consulten especialistas en tratamientos contra la obesidad, ya que resulta una manera muy eficaz para reducir el peso y potenciar la fertilidad de la pareja.

Publicidad

Dificultad para el sexo

Las personas que sufren gordura extrema presentarán cansancio y agotamiento, lo cual dificultará la práctica sexual, es decir, se verán obligados a realizar movimientos que no les representen mucho gasto energético. Si el sobrepeso es demasiado, no podrán realizar algunas posturas, sobre todo aquellas en donde el peso recae en las rodillas o articulaciones inferiores. De igual forma pueden padecer de problemas físicos que inhiben parcial o totalmente su deseo sexual. Además, en la mayoría de las mujeres quepadecen sobrepeso, la baja autoestima también afecta negativamente a la libido.

Prevención y tratamiento

Al reducir el peso y modificar las conductas nocivas hacia hábitos saludables, los pacientes pueden volver a tener niveles óptimos de fertilidad.

Cuando se trata de obesidad mórbida, esta tarea puede resultar difícil de cumplir y requerirá de ayuda profesional. Hoy en día, una de las alternativas más eficaces para mejorar este cuadro y cada vez más sugerida por los ginecólogos es a través de un tratamiento multidisciplinario que incluya tanto cirugía bariátrica como apoyo nutricional y psicológico. De utilizar esta opción, es esencial que se lleve a cabo por un equipo experimentado que cuente con una preparación y seguimiento posoperatorio adecuado. P

 

Publicidad

43%

“Una mujer con Índice de Masa Corporal de 40 o más, tiene un 43% menos de probabilidades de embarazarse”, de acuerdo a un estudio de la revista Human Reproduction (Reproducción Humana), realizado en 2007.