Esta guía de inversión para padres primerizos es justo lo que necesitas si quieres empezar a a organizar tus finanzas familiares.

Quizás has escuchado a algún padre o madre decir o tú has dicho: “Desde que mi primer hijo nazca, le voy a abrir un certificado de RD$100.000, y trataré de abrirle uno nuevo cada vez que cumpla años”. Y es que cuando nos convertimos en padres o madres, nos entra un sentimiento nuevo de responsabilidad. Esta es una guía para que puedas hacer esas inversiones con inteligencia financiera.

Publicidad

¿Cómo elaboro un plan financiero para mis hijos?

Colaboración Félix Rosa (@themoneycoachrd)

Primer paso: ¿Para qué quieres invertir?

Saca a cenar a tu pareja y decidan esto juntos. ¿Qué quieren para sus hijos? ¿Qué los haría sentir muy felices si lo logran o qué les quita el sueño si no pudiesen?

¿Qué queremos para nuestros hijos: un fondo de estudios para cuando vayan a la universidad o ahorrar de una manera inteligente para regalarles su primer vehículo? La meta que a mí más me gusta es regalarle un sueldo mensual en su cumpleaños 18, un sueldo que venga del retorno de sus inversiones.

Ya definieron su meta. Ahora, ¿qué instrumento de inversión se adapta mejor a su necesidad?

En el caso del fondo de estudios para la universidad o de la meta de comprarle un vehículo cuando cumpla 18 años, el instrumento que prefiero es un fondo abierto a largo plazo. Si quieres hasta puede ser un fondo en dólares. Me gustan los fondos abiertos a largo plazo para este tipo de metas porque gozas del beneficio del interés compuesto y los retornos se reinvierten. No son instrumentos que te depositan rendimiento todos los meses en tu cuenta.

En el caso de la meta de regalarle un sueldo mensual, pudieras empezar con:

Publicidad

  • Un fondo, reinvertir los retornos por 15 años y cuando tu hijo o hija cumpla 15 años cambiar de instrumento.
  • Pasar de un fondo a un bono corporativo de mediano o largo plazo cuyos rendimientos sean pagaderos mensualmente.

Segundo paso: ¿Qué opciones tengo para invertir?

Aquí te toca hacer un poco de tarea e investigar las opciones de inversión que tenemos en RD y cuáles se adaptan mejor a tus necesidades. Te sugerí tres metas y dos tipos de instrumentos, pero siempre puedes empezar en el nivel más básico, con certificados de depósito en un banco y luego moverte al mercado de valores.

Tercer paso: ¡Manos a la obra! Haz una primera inversión

Si tu primera inversión quieres hacerla en el mercado de valores, vas a necesitar una cuenta de corretaje, así que si no tienes una dirígete al Puesto de Bolsa que más te guste. Como es tu primera inversión o por lo menos la primera para tu [email protected], no lo pienses mucho, no caigas en análisis-parálisis. Explora tu tolerancia al riesgo y haz tu inversión.

Cuarto paso: Conviértete en un mejor inversionista

¿Cómo lo logras? Lo primero es definir tu perfil para que sepas cuáles instrumentos de inversión cuadran contigo y con tu perfil de riesgo. Lo segundo es aprender del mercado de valores. No te puedes quedar solo en certificados ni invertir sin saber realmente qué estás haciendo.

¿Sabías que hay un regulador del mercado de valores? Esta es la Superintendencia del Mercado de Valores (SIMV). ¿Sabías que hay clasificadoras de riesgo? Estas son compañías encargadas de clasificar el riesgo de las inversiones. Empieza por entrar tanto a la página de la Superintendencia como a las de las clasificadoras de riesgo. Una tarea específica es que leas una clasificación de riesgo de un instrumento en el que te interese invertir con la intención de responder estas preguntas:

  • ¿En qué estoy invirtiendo?
  • ¿Qué hace esta empresa?
  • ¿Qué van a hacer con los fondos?
  • ¿Cómo le está yendo a esta empresa?

Luego de que aprendas, diversifica. Invierte un poco en pesos y un poco en dólares. Prueba dos o tres instrumentos y sobre todo, déjate apoyar. Tus aliados son los puestos de bolsa, sobre todo tu corredor de valores. Si no sabes por dónde empezar tengo un programa de Inversiones llamado Inversiones 101 (haz click aquí), que te enseña a invertir en el mercado de valores local paso a paso, desde abrir tu cuenta de corretaje hasta revisar tu primera inversión y hasta cobrar tus primeros rendimientos.

Y voilá, eso es todos los pasos que necesitas para generar tu propia guía de inversión familiar.

Publicidad