El inicio de una temporada marca una nueva y refrescante apuesta de la moda. ¿No sabes por dónde empezar para ir con la corriente de la moda? Fácil. Inicia por conocer los conceptos. Sí te adelantamos que el 2015 dará inicio a una propuesta con miras al minimalismo.

– Normcore. Concepto creado en 2013 por la empresa analista de tendencias K-Hole, que une las palabras normal y hardcore. Se basa en un estilismo que luzca sin esfuerzo. Se dice que es el movimiento que sucede a los hipster, pues al igual que ellos, los normcores son personas ajenas al mundo de la moda. Yo diría que este concepto es el minimalismo de los millennials. ¿Cómo vestirlo? Vete por piezas básicas, un tanto deportivas o de aspecto masculino, que no se ajusten al cuerpo y que no requieran de muchos accesorios.

Publicidad

– Vichy. Es el segundo estampado por excelencia de la primera (el primer lugar lo ocupan las flores, por supuesto). Este print lleva el nombre de una ciudad francesa y está comúnmente asociado a lo campestre. Es el empleado para los manteles de picnic. Lo popularizó Brigitte Bardot en los años 50, llegando incluso a casarse en un vestido rosa. La tendencia que se ampara en estos cuadros, se denomida Gingham, otro término a considerar. Llévalo en vestidos corte A, bien años 50. Piensa en Brigitte Bardot como la gran musa.

– DIY (Do it Yourself). Se ha puesto de moda en los últimos años y ahora llega también a la moda. Customizar no es más que transformar una pieza para hacerla personal. Grandes firmas como Dolce & Gabbana y Burberry se han inspirado en esta técnica que saca de apuros a más de una, para recrear suntuosas y llamativas piezas. ¿Cómo llevarlo? Nos encanta la creación del dueto italiano D&G de los pantalones joya.

– Marsala. Otro concepto que va de la mano de una ciudad, esta vez de Sicilia. El tono marsala, inspirado en la tonalidad del vino que lleva el mismo nombre, fue designado como el color del año por la institución del color, Pantone. Se trata de un color marrón rojizo o rojo vino, pero menos vibrante que el sangría, tonalidad que también vimos imponerse en la temporada pasada. Su protagonismo será más que nada en artículos de cosmética como esmaltes de uñas y labiales; y en accesorios y complementos.

– Woodstock. Lo leerás en muchas de las referencias del estilo de mediados de los años 60 y 70, que llega fuerte este año. Woodstock es el festival de congregación hippie más famoso del mundo, logrando congregar a unas casi 500 mil personas, cuando el estimado de personas esperadas era de 60 mil. Los hippies, fueron los protagonistas de dicho evento, incluso más que los mismos cantantes.

– Hippie. Y hablando de ellos. Sino sabes quiénes son, aquí te los desglosamos para que pases el examen de vocabulario de esta primavera-verano. Hippie se deriva del inglés hip (popular), y era utilizado para referirse a una cultura pacifista, cuyo sello vino muy marcado por la imagen: prints psicodélicos, afros, cabellos al descuido, vestidos que rodaban por el pisp, faldas largas, bolsos y piezas con flecos, pantalones campanas… Pero su simbología principal eran las flores, ya sea como tocados o estampadas.

– Flower Power. Slogan utilizado por los hippies para soportar su consigna pacifista. Se le suele denominar así también al look hippie. En esta temporada puedes llevarlo en todo: vestidos, tops, faldas, incluso, zapatos. Lo mejor es que siempre puedes adaptar algo que tengas en tu clóset a este concepto.

Publicidad

– Patchwork. El “print rompecabezas”, literalmente. Se deriva de la tendencia DIY, y consiste en armar una pieza con retazos de tejidos cocidos entre sí. Llévalo: En faldas, chaquetas y vestidos. Generalemte es muy recargado, así que el resto debe ser muy minimal.