Cuando la tecnología que se puede llevar puesta copa el mercado de los accesorios. Los simples y elegantes relojes inteligentes llegan a las tiendas en abril.

«Como diseñador, siempre trato de dar a mis clientes lo que desean, pero de una manera que no necesariamente es la que esperan», afirma el diseñador Kenneth Cole. «La tecnología que se puede llevar puesta es hoy en día una de las categorías de moda de más rápido crecimiento, y me emociona estar a la vanguardia al abrazar esta tendencia».

Publicidad

La línea de relojes inteligentes para hombre y mujer Kenneth Cole Connect? fue presentada en marzo en Baselworld, la feria internacional de relojes y joyas. Lo más destacado incluyó una cabina de fotos donde los visitantes podían alardear de su reloj Kenneth Cole Connect? favorito y compartir fotos en tiempo real en las redes sociales. La activación obtuvo 13.127 impresiones en tres días.

Kenneth Cole está a la cabeza en el rubro relojes como una de las primeras marcas de moda en entrar en el mercado de los relojes inteligentes, con un precio que arranca en los US$135. Con tecnología inteligente Bluetooth, Kenneth Cole Connect? viene en 12 modelos con funcionalidades para aplicaciones que permiten a los usuarios estar discretamente conectados mediante alertas para los mensajes entrantes, textos y eventos del calendario.

Los compradores pueden controlar la música en sus teléfonos inteligentes a remoto y tomar selfies con distancias mayores a las que permiten sus brazos. La tendencia de las «selfies» crece con rapidez, y Kenneth Cole Connect? permite controlar la cámara de sus teléfonos inteligentes y tomar fotos directamente desde la muñeca.

Otras funcionalidades incluyen un cronómetro, alerta telefónica de batería baja, resistencia al agua a 30 metros y alertas «no me abandones» («don’t leave me») que informan a los usuarios cuando están perdiendo conexión Bluetooth, para que nunca pierdan su teléfono otra vez. Diferenciándose todavía más de otros relojes inteligentes, Kenneth Cole Connect? funciona con una pila de reloj común, por lo que no es necesario un cargador.