Por Andrea Santana

Durante Dominicana Moda Fashion Week 2015, los ear cuffs contaron con una fuerte presencia, siendo uno de los accesorios más llamativos durante todo el evento. Este tipo de arete cuenta con la versatilidad para tener una amplia gama de diseños que pueden abarcar el tamaño más modesto, hasta forrar toda la oreja con piedras preciosas y otros complementos con colores. 

Publicidad

No obstante, el ear cuff sobrepasa más de un siglo en el mundo de la moda, ya que de hecho, según Sophie Katirai, comerciante de joyas y bloggera de joyería inusual, se tienen indicios de este tipo de arete desde 2,000 años a.c. Muchas culturas antiguas donde se descubrieron estos indicios, no tenían la costumbre de perforar las orejas tanto en la población femenina como en la masculina. Así, en lo que hoy se conocen como las islas Británicas, se dió a conocer el primer ear cuff registrado desde inicios de la humanidad: el Kaffa.

 Por muchos siglos los diseños del Kaffa fueron simples y sin mucho ornamento; sin embargo, eran grandes y un poco pesados si no se utilizaban correctamente ya que estaban hechos solo con metales conocidos en la época, como oro, cobre y hierro. Esto hacia que fuera primordial que en los diseños de este arete, el peso del Kaffa se apoyara en la base inicial de la oreja.

 Con el transcurso del tiempo, los descubrimientos de nuevas culturas y expediciones a nuevas tierras, el Kaffa llegó a ser utilizado en las culturas antiguas de Grecia, India y Tailandia, donde, teniendo el Kaffa un impacto tan importante en esta última, ha llegado a ser parte de los trajes tradicionales de la cultura tailandesa desde 1,200 años a.c.

 Luego de haber sido presentado en Europa y utilizado en círculos aristocráticos italianos desde el siglo XVI, el Kaffa sufrió una decaída hasta el siglo XX. En los años veinte de este último siglo aparecieron anuncios dentro de las revistas de moda donde el Kaffa mostró su evolución: el Ear Cuff. Esta modificación fue gracias a un joyero francés que emigró hacia los Estados Unidos en la década de los años veinte, donde cobró fama y popularidad al hacer que el Kaffa aunque estuviera recostado de la oreja, estuviera apoyando su peso en el lóbulo de la oreja perforada.

 En los años cincuenta, actrices como Lucille Ball, Lita Baron, Carmen Miranda y Marilyn Monroe fueron fotografíadas y filmadas utilizando ear cuffs ornamentados y elaborados con piedras preciosas.

 En la actualidad, tanto el Kaffa como el ear cuff siguen utilizándose con popularidad sin importar distinciones y época del año, haciendo de estos aretes los preferidos para definir un toque inusual en cualquier look. 

Publicidad