1. Enseña tu cuerpo con orgullo. Muestra tus curvas, sacando lo mejor de ellas. Desde una talla 0 a una 12 todas somos cuerpos reales. Deja de vestir el cuerpo que desearías tener y comienza a vestir el cuerpo que quieres.

2. Intenta algo nuevo. Un estilo, un corte o una pieza… Salir de la zona de confort puede enseñarte muchas cosas de ti que no conocías. Hazlo también en la moda.

Publicidad

3. Compras inteligentes. Qué me queda vs. qué está de moda, vs. mi presupuesto. Si una de estas queda fuera de la ecuación, entonces hay que revaluar lo que pones en el carrito de compras.

4. Ahorra para comprarte esa pieza que tanto quieres. Una cartera Carolina Herrera o unos zapatos Louboutin. ¡¡Los puedes tener!! La serie Sex and The City, acercó las piezas de diseñador a todas nosotras, incluso antes que las fusiones de multinacionales con grandes firmas se dieran. Tú puedes ponerte en los zapatos de Carrie, trazando un plan de ahorro para que este sea el año en que te recompenses por todo tu esfuerzo.

5. Aprende de moda, de su historia… que no comenzó con Madonna o las grandes multinacionales. Pierre Cardin, Elsa Schiaparelli o Madeleine Vionet dejaron un legado que sirve como base a grandes firmas e influenciadores alrededor del mundo.