Este flujo de visitantes no se registra actualmente por algunas infraestructuras hoteleras que se han construido en esta ciudad y otros lugares de la provincia, sino que se manifiesta desde hace muchos años, producto de las bellas playas, montañas, ríos y balnearios naturales diseminados en plena ciudad y pueblos de la zona costera de esta provincia sureña.

Por estas grandes, atractivas y bellezas naturales es que a Barahona desde hace años se le bautizó con el nombre de la Perla del Sur y Capital de la Belleza.

Publicidad

Este flujo de visitantes nunca disminuyó, a pesar de que anteriormente había muy pocas habitaciones hoteleras, debido a que humildes familias de diferentes sectores años tras años alquilan cuartos de sus habitaciones tanto a locales como extranjeros. Esta práctica comenzó a desaparecer a medida que se iban construyendo modernos y espaciosos hoteles a nivel local y la zona costera.

Expertos en asuntos turísticos no se explican cómo en Barahona, una provincia con tantas bellezas naturales, el sector turismo no haya arrancado con su desarrollo total.

Sus encantos

Las playas de Barahona que siempre han sido las más visitadas son la Casita Blanca y Punta Inglesa, ubicadas en el mismo centro de esta ciudad; San Rafael, cuyas grandes olas son muy peligrosas, por lo que cada año en Semana Santa es clausurada para los bañistas; El Quemaíto, de gravilla muy blanca; Los Patos, Enriquillo y La Ciénaga, entre otras.

Entre los balnearios están el San Rafael, una pequeña toma de agua natural, situada a metros más arriba de la playa del mismo nombre, Villa Miriam y Los Patos. También hay hermosos y atractivos balnearios en el distrito municipal de La Guázara y los municipios de Cabral y Polo. Polo cuenta con el hermoso balneario natural Mata de Maíz, así como El Polo Magnético, que atraen muchos visitantes.

Con excepción de las playas Casita Blanca y Punta Inglesa, así como los balnearios de La Guázara, Cabral y Polo, los demás centros de baño están ubicados en la zona costera.

Publicidad

Hoteles

Los hoteles ubicados en esta ciudad son El Caribe, María Montez, Costa Larimar, Gran Hotel Barahona, Guarocuya, El Cacique y Gran Marquiz. Mientras que en la zona costera están Casa Bonita, El Quemaíto, Saladilla Beach-Club, Playa Azul y otros.

El parque Litoral María Montez, el Bulevar del Malecón de la Avenida Enriquillo, El Gazebo de Las Flores, laguna Rincón de Cabral, de categoría Ramsar, la Plazoleta Duarte, Parque Central “Luis E. Delmonte”, son otras de las instalaciones que llaman mucho la atención de los visitantes.

Por sus incontables bellezas naturales Barahona fue declarada como cuarto polo turístico ampliado mediante decreto del Poder Ejecutivo, No. 322-91, de fecha 21 de agosto de 1991. 

La provincia tiene de todo para ofrecer

Barahona tiene desde la sal, larimar impresionantes playas, ríos, balnearios y montañas, el encanto de una laguna encantadora, el magnetismo de un polo que llena de intriga. 

Posee la única mina de larimar del mundo, la famosa piedra semi-preciosa de color turquesa parecida al color del mar Caribe que baña sus tierras, ubicada en la loma cerca del pueblo de Bahoruco.

Este pueblo de hermosos atardeceres tiene un clima variado, con temperaturas frescas en la montaña y calurosas en el llano y playas por doquier.

Publicidad

Tiene en su haber una oferta considerable para quienes decidan disfrutar de las bondades del trópico, a tan solo dos horas y media por carretera de la capital.