¿Por qué elegir el Teatro Nacional  para siempre celebrar los premios?

F. No siempre se eligió el Teatro Nacional. Comenzando con los premios Casandra, estos iniciaron en el antiguo cine teatro Olimpia, de ahí pasaron al teatro la fiesta del Jaragua, que fue donde me toco montar la primera vez los premios Casandra, que ya cambio por completo de montaje, y de ahí pasa al Teatro Nacional por necesidades técnicas y de espacio, convirtiéndose en una gran premiación. Pero en los últimos años se ha estado observando que el Teatro está quedando corto para lo que se está pretendiendo hacer. Al ser un montaje que supera a muchos premios internacionales, se ha pensado mover al Palacio de los Deportes, pero su logística ha limitado el cambio de locación.

Publicidad

¿Por qué escoger alfombra roja?

F. Lo tradicional por los palacios que usan alfombras rojas. Los reyes y las actividades internacionales que también le usan. Algunas se han querido modernizar y se ha cambiado de color. El premio en un momento, a manos de La Cervecería Nacional Dominicana (CND) lo cambio a una alfombra color dorado, pero por asuntos visuales para la televisión, se cambió porque el color no fue grato, entonces se volvió a la alfombra roja.

¿Por qué llamarlo soberano?

F. Tenía un nombre genérico, sabíamos que fue en homenaje a Casandra Damiron y cuando se cambia el nombre, lo de soberano estaba establecido dentro del premio porque era el reconocimiento mayor que se otorga. Aunque estaba ligado a la imagen de la artista,  es un nombre genérico con relación al anterior. Además se asumió la postura de que el Soberano se entiende como un premio supremo.

¿Qué relación guarda la estatuilla con el nombre?

F. La estatuilla en un principio, en su cambio de Casandra a Soberano, era la imagen de Damiron, pero luego paso a ser mixta, conservando la estrella en otra posición. Luego del cambio de color, ahora será color plata completo, está más definida, es un hombre con una estrella. La parte de abajo que esta contorneada, es como una raíz que significa surgir de algo, levantarse y lograr tocar una estrella.

Publicidad