La piel está considerada como el órgano más grande del cuerpo, y al mismo tiempo uno de los más sensibles. Cuidar de la dermis de manera preventiva es una forma de evitar su envejecimiento prematuro y desarrollar ciertas patologías, como el cáncer de piel. Uno de los factores que más incide en su deterioro es la excesiva prolongación a los rayos ultravioletas, UV, el cual penetra a la piel y daña las células. Por tal razón, es de vital importancia tomar “cartas en el asunto” para poder lucir una piel lozana e hidratada siempre.

Con la llegada de la Semana Santa (la cual está a la vuelta de la esquina), la mayoría de la gente aprovecha esos días de asueto para disfrutar de las hermosas playas que bordean la República Dominicana; y para ello, es común que se ejerciten y hagan dieta para poder lucir sus trajes de baño, pero tienden a olvidar preparar la piel para esos días de sol, arena y playa.

Publicidad

Entonces… ¿Cómo prepararte para esos días? Según la dermatóloga Dalinda Santana de Moscoso, del Centro de Estética Estilo y Figura, el proceso debe comenzar de adentro hacia fuera. “Somos lo que comemos. Por ello es vital llevar una dieta sana y muy balanceada. Esto se muestra en nuestro cuerpo y en nuestra piel. Por eso recomiendo incrementar la ingesta de vitaminas a través de frutas y vegetales. Por ejemplo, comer zanahorias o cerezas te va a proporcionar los betacarotenos necesarios para proteger la piel de las agresiones externas”, explica Santana de Moscoso. 

Cuidados básicos

Otro punto a cuidar, según la experta, es tener una buena higiene cutánea, una hidratación adecuada de acuerdo al tipo de piel y nunca olvidar usar protector solar de amplio espectro, tanto para los rayos UVB como los UVA. Esto sin importar que vayas o no de fin de semana.

Además de tener estos cuidados básicos, Santana de Moscoso, también recomienda asistir periódicamente donde un profesional calificado del área, quien, después de una evaluación, podrá recomendarle el producto de acuerdo la condición de la piel de manera muy personal y cómo debe ser utilizado el mismo. 

En caso de que quieras hacerte algunos tratamientos fuertes debes estar consciente de que esto no es aconsejable, ya que más que un bien, puede afectar tu piel. 

“Debemos evitar tanto la depilación láser o con cera días previos a ir a la playa; también la aplicación de peelings químicos y microdermoabrasión, pues todos estos tratamientos resultan abrasivos para la piel, y durante los días posteriores la hacen mucho más sensible”, comenta Santana de Moscoso. 

Publicidad

Entre las otras recomendaciones de la especialista se encuentra el de siempre tomar duchas con con agua tibia. Esto, según la dermatóloga ayuda a cerrar los poros sin producir un cambio brusco en la temperatura corporal, e hidratar la piel y así prolongar el bronceado.

“Es de suma importancia, nunca olvidar colocarse alguna crema o gel post-solar, especialmente en la zona de la cara y el contorno de los ojos que son los que más padecen los efectos del sol”, concluye Santana de Moscoso. 

Consejo
Se recomienda alejarse del sol cuando sus rayos son más fuertes (entre las 10 a.m. y las 4 p.m.).