A parte de presentar el cuerpo de cada uno de ellos, esta sesión impulsa la confianza de los hombres y mujeres que le han amputado alguna pierna o brazo sirviendo a los Estados Unidos. Lo que demuestra que todavía tienen lo que se necesita para estar en la portada de cualquier revista o sesión fotográfica.

Un poco de historia

Publicidad

Todo comenzó en 2012 con el fotografió Alex Minsky, que perdió parte de su pierna cuando su camioneta explotó por una bomba. Esta fue una experiencia muy diferente para Stokes, ya que quiso presentarlos o haciendo ejercicio o presentarlos bajo una temática erótica.

Según el blog Tatoodo, a pesar de que tomó más de un año antes de que realmente el proyecto despegada, Stokes finalmente presenta alguna de esas fotografías en un artículo para el Daily Mail. Los lectores sintieron curiosidad por su proyecto y buscaban la explicación de «por qué lo está haciendo».

Lo que se suponía que era una simple sesión para una página en el libro de Michael, ahora tiene su capítulo propio. Se puede pensar ya en hasta un libro, pues Michael pronto comenzó a llamar a otros veteranos de guerra para estas fotos, los cuales ya están familiarizados con el fotógrafo.