El pastel se pone de moda. El azul y rosa bebé, como se les conoce, han sido elegidos como tonos del año por la entidad del color Pantone. Sácales provecho al Rosa Cuarzo y al Azul Serenidad, mientras pones cada espacio de tu hogar en tranquilidad.

Se dice en psicología del color que la relación de los colores con la personalidad no es accidental, pues sus asociaciones no son meras cuestiones de gusto, sino de experiencias universales profundamente enraizadas en nuestro lenguaje y pensamiento. Llega el 2016, un año en que muchos consideran dejar atrás el estrés y la vida agitada que caracterizó al 2015, tanto así que el Instituto Pantone ha determinado que los colores como el Rosa Cuarzo y Azul Serenidad estarán en todos los escaparates un modo de colocar armonía y sutilidad en los ambientes. El Rosa Cuarzo se  relaciona con todo lo referente al corazón, inspirado en una piedra translúcida y un poco turbia que puede ir del rosa pálido intenso. De acuerdo con la decoradora Xiomara Alcántara de Ambiance Decor and Design, este tono es sofisticado, alegre, elegante y persuasivo. En Gemoterapia se le atribuyen propiedades calmantes, reductoras de ansiedad y estrés.

Publicidad

En cuanto al Azul Serenidad, como su nombre lo indica es el azul cielo que complementado con el rosa, mitiga su femineidad consiguiendo espacios relajados. “Es perfectamente combinable con la madera, pues le aporta calidez y carácter al mismo”, apunta la experta.

Son aliados perfectos en ambientes nórdicos, donde su dulzura proporciona un toque lleno de calidez. Su vena romántica les convierte en dos tonalidades perfectas en decoraciones ‘shabby chic’, donde paredes y piezas de mobiliario resultarán siempre encantadoras. Pero también se encuentran a gusto con el estilo industrial, al que restarán frialdad.

 Rincón ideal

Xiomara indica que las áreas de la casa para utilizar estos tonos es ilimitada, ya que independientemente de la composición resulta muy interesante utilizarlos desde la habitación de un bebé hasta el salón más sofisticado.

Alicia Durán, diseñadora de interiores, resalta que éstos hacen una hermosa combinación en cualquier espacio, teniendo en cuenta la cantidad, para que no se vea muy cargado; por ejemplo, pintarla o revestir una pared con uno de ellos, en combinación con algunos detalles y ornamentos, y que el resto del ambiente estén presentes colores neutros como el blanco, negro o tonos tierra.

 ¡No sólo para chicas!

Publicidad

Esta dupla se puede emplear para él o para ella. De hecho, este años se busca incluso quitarle la etiqueta de “use sólo para decorar espacios de bebés”. Por ejemplo, en un espacio masculino se utiliza el Serenidad como el color principal con pequeñas pinceladas de rosa cuarzo, combinado con colores neutros, para crear la armonía que mencionamos anteriormente.

“El Rosa Cuarzo es persuasivo y a la misma vez delicado,  transmite compasión mientras que el Serenidad es ligero y aireado como la extensión del cielo trayéndonos sentimientos de respiro y relajación, aún en tiempos turbulentos”,