Las cocinas de hoy son tan funcionales, sofisticadas y acogedoras. Con islas o desayunadores complementados con bancas o taburetes, cuentan con sistema de climatización, televisores LED y sonido integrado. Todos estos elementos que hacen de la cocina un lugar donde los familiares pueden conversar relajadamente mientras comen o se toma algo. Gabriela Peña, de Bella Casa Internacional, indica que las tendencias para la cocina modernas son simples y eficientes, es decir, aquellas de líneas rectas y horizontal, sin tirador o con tirador oculto, integradas al salón con isla. Otra es la de alta tecnología, se caracterizan por ser más avanzadas, seguras y eco-amigables. P

Más espacio

Publicidad

Karina Fabián, decoradora de interiores (@KFDecor) explica que la isla es una sección de la cocina que no sólo sirve de decoración sino que permite ser más eficiente en el uso de los espacios, además de contribuir con el apoyo logístico de mover objetos de un lado a otro. Incluso se instalan estufas o el área de fregado, con el propósito de distribuir mejor la ubicación de cada función.

Los colores que priman en el diseño de cocina son el blanco y el gris; los tonos claros, que aportan a la estancia claridad, se combinan con otros a través de azulejos, cenefas o grifos de color oro. Además de la aplicación de mármol hasta en las paredes. Gabriela Peña, Bella Casa Internacional.

¡Toma en cuenta!

El empleo de las paredes y el techo para colgar objetos y crear un plano más profesional está de moda, pero en realidad debe ser una prioridad el saber utilizar todo el espacio para lograr que sea atractiva y funcional. “Existe una verdadera recompensa en el simple hecho de compartir una comida con los seres queridos”, así lo asegura Steven (Gdula), autor del libro The warmest room in the house. El autor se encarga de explicar por qué la cocina se convirtió en el alma de las casas norteamericanas, y relata la experiencia de la suya: en la década de los 60, la familia Gdula vivió una crisis económica que sostuvieron comprando sus comidas gracias a los famosos cupones de descuento estadounidenses. Por decisión de sus padres, dejaron de alimentarse en el comedor para hacerlo en la cocina, un espacio más reducido, que en su caso tal vez los obligó a comer más apretados, pero que para el escritor tuvo un gran significado: “Ese era el mensaje que mi mamá y papá trataban de dar.