Todos sabemos que es normal que las relaciones transiten altas y bajas. Ahora, cómo puedo darme cuenta cuando ya la relación pasa a ser tóxica, y la pregunta más importante: ¿cómo darme cuenta si la tóxica de la relación soy yo? Pues tranquila, en esta ocasión te mostraremos una serie de factores, señales y comportamientos que indican si efectivamente, eres la tóxica de tu relación.

En esta ocasión, nos llevamos de los consejos de la psicóloga y terapeuta de pareja, Quenci Antonio.

Publicidad

Instagram, TikTok, canal de YouTube, Spotify: @psicologaquenciantonio

Programa de Radio «Solución Integral»: Jueves 6:30pm, emisora Renuevo 89.7 FM.

Publicidad

¿Qué es una relación saludable?

Las relaciones saludables son aquellas en donde ambos individuos están sanos y tienen un objetivo en común; hacer que la relación funcione. Ellos están comprometidos con ellos mismos y con la relación.

Si hiciera una encuesta y preguntara: ¿Te gustaría tener una relación sana? lo más probable es que todos dijeran que sí, por lo menos aquellos que desean tener una relación seria. Sin embargo los comportamientos que practican son contrarios a construir una relación sana, puedo ver a diario cómo llegan a mi consultorio personas con mucho deseo de tener una buena relación, pero son personas cargadas de heridas emocionales, de ideas equivocadas en relación al amor y con muchos vacíos internos. Estás necesidades emocionales se convierten en potenciadores para desarrollar relaciones tóxicas.

¿Qué es una relación tóxica?

Una relación tóxica se define como una relación que te causa sufrimiento, donde uno de los que está en la relación o ambos se hacen daño. La persona que está involucrada en una relación tóxica se siente atrapada y no sabe cómo liberarse de allí.

La condición interna común de las personas que caen en una relación tóxica es dependencia o codependencia emocional, falta de identidad e inseguridad.

Publicidad

Esta condición emocional hacen que las personas desarrollen una relación de amor-odio con su pareja y tengan comportamientos que causan grandes sufrimientos al individuo se encuentra en una relación tóxica. 

Comportamientos de una pareja tóxica 

Celos excesivos: Cualquier mujer que este cerca de mi pareja se convierte en una amenaza, removerá la inseguridad y comenzará a ver si su pareja la está mirando o no, si la saluda o no esto generará conflictos entre ellos. 

Manipulación: quiere saber todo, aún cosas que no tienen gran relevancia. 

Control: quiere que todo sea filtrado a través de ella, si no se hace como ella espera, se genera un conflicto.

Persecuciones: «¿Dónde estás? ¿Por qué no has llegado? ¿Que estás haciendo?». Llamadas continuas, se puede aparecer de forma sorpresivas a la pareja en el trabajo o en algún lugar dónde esté.

Todos estos comportamientos continuos van haciendo que la relación se convierta en una cárcel emocional, llevando así a convertirse en una relación tóxica.

¿Qué hacer si me encuentro en una relación tóxica?

Las personas que estén manejando este tipo de comportamientos en su relación deben buscar ayuda, ya que estos comportamientos responden a la condición emocional en la que se encuentran. Es una proyección de su estado interno reflejado como un espejo en su relación amoroso. 

Es importante que tengas en cuenta, ya que seas tú la que estés generado la toxicidad en la relación o sea tu pareja, ambos son responsables de la condición en la que se encuentran la relación, porque ambos son parte de ella y cada uno contribuye a alimentar esta dinámica en la relación.