Con la bienvenida al 2023, es momento de dejar atrás patrones tóxicos que no permitirán que empieces el año en buen pie. En este artículo te explicaremos por que la frase «New Year, new me» puede afectar tu nuevo año.

New Year, New Me: ¿qué significa esta frase?

«New Year, New me» es frecuentemente utilizada para identificar la proximidad de un nuevo año, y con el mismo, la llegada de posibles cambios que quieras incorporar en tu vida.

Publicidad

Es la percepción errónea de que cada vez llega un nuevo año, todo el pasado se borra y obtienes un eslabón nuevo, para cambiar conductas, actitudes, estilo de vida… todo de la noche a la mañana. Que conste, la idea está correcta, sin embargo, es irrealista pensar que se hagan cambios tan importantes de manera tan repentina y rápida.

¿Por qué está mentalidad puede ser dañina?

Cuando empieza un nuevo año, siempre pensamos que es una oportunidad para tener un «nuevo comienzo». Es como obtener un chance para crear un balance y hacer cambios que nos permitan ser la mejor version de nosotras mismas. El problema está en las resoluciones que nos planteamos y lo difícil que resulta cumplirlas.

Publicidad

Por ejemplo, el gimnasio. No son pocas las veces en que se aproxima el nuevo año y una persona anuncia que a inicios de enero empezará a hacer Crossfit. Esa misma persona paga por adelantado 12 meses de subscripción al gimnasio… y llega la fecha de cumplir con su meta y nunca va.

Muchos culpan a la «falta de motivación» como la fuente del fracaso, sin embrago, la raíz de todo empieza con las metas que nos trazamos en primer lugar. A menudo caemos en nuestra propia trampa, al establecer objetivos vagos y poco realistas, especialmente porque son objetivos pensados en lo que se espera de nosotras, y no lo que realmente queremos. Y cuando eventualmente «fracasamos» nos sentimos culpables y avergonzadas, los sentimientos contrarios a los que buscábamos. Cada año que pasa se forma el mismo ciclo: trazar metas inalcanzables, rendirse en febrero, y sentirse miserable el resto del año.

¿Qué hacer para cambiar el ciclo?

Trata de enfocarte en metas pequeñas y a corto plazo, que te permitan cultivar positivismo y mejorar tu salud mental. Según Shawn Achor, un destacado experto en felicidad y psicología positiva y autor de «The Happiness Advantage and Big Potential: How Transforming the Pursuit of Success Raises Our Achievement, Happiness, and Well-Being», cuando somos felices, nuestro cuerpo reacciona creando la «ventaja de la felicidad». Funciona así: cuando nos sentimos esperanzados, o agradecidos nuestro cuerpo se inunda con dopamina, lo cuál no sólo mejora nuestro estado de ánimo, sino que también activa las áreas de aprendizaje del cerebro, y nos permite ser más comprometidos, enfocados y productivos.

Entonces, si elegimos una meta que use este aumento de dopamina, permitirá que te mantengas clara en tus objetivos y consistente.

Publicidad

Resoluciones para mejorar tu salud mental

Practica la gratitud

Toma unos minutos al día para pensar en las cosas por las que estás agradecida. Este ejercicio es uno de los más rápidos y efectivos para lograr la felicidad.

Mueve tu cuerpo

Muchos estudios han demostrado que mover el cuerpo es una medicina eficaz para combatir la depresión. Esto no significa que tengas que anotarte en el gimnasio o correr un maratón, pero intentar hacer alguna actividad diaria que involucre mover tu cuerpo. Caminar, hacer yoga, pilates, estos ejercicios funcionan para mantener tu salud mental en forma.

Desconéctate

Navegar por Instagram, Tiktok y las otras redes sociales realmente resaltan la parte buena de la vida de los demás. Esto puede ser dañino para nuestra salud mental, ya que empezamos a compararnos y a sentirnos ansiosas e inadecuadas porque vemos que nuestra vida no es tan glamurosa. Intenta alejarte de tus redes sociales para probar si disminuye tu estrés, es posible que te sientas más feliz desconectada y tengas mas tiempo para dedicarle a actividades que realmente disfrutas.