Por Soranyi Campaña Ilustración Miller Inna

Cada vez son más los hombres –sobre todo jóvenes– que acuden al quirófano para esterilizarse, ya que gracias a la fluidez de la comunicación están más informados y con menos ideas erróneas preconcebidas en torno al tema.

Publicidad

¿Qué debes conocer antes de decir sí quiero? Te lo contamos en este reportaje.

Lo que debes saber sobre la vasectomía

vasectomía

Andrés Pérez –nombre ficticio– tiene 42 años, de los cuales diez los ha vivido al lado de su amada esposa, con quien ha procreado tres hijos, formando así una familia estable. Ambos han acordado no tener más vástagos, y para lograrlo, Andrés se someterá a una vasectomía.

Esta decisión ha llamado la atención en algunos integrantes de su familia, especialmente en su madre, doña Margot, quien se opone a que su hijo “pase por eso”. En República Dominicana, generalmente, la responsabilidad de la esterilización ha sido asumida por la mujer. No obstante, en la actualidad son más los hombres que optan por la vasectomía para evitar la reproducción. De hecho, se estima que 50 millones a nivel mundial se la han practicado.

El procedimiento de la vasectomía

La vasectomía es un procedimiento quirúrgico que logra interrumpir el paso de los espermatozoides por el conducto deferente con el propósito de controlar la fertilidad masculina. Las cifras de los hombres que se inclinan por la vasectomía como método anticonceptivo definitivo va en aumento, gracias a la efectividad de sus resultados, así como por el bajo porcentaje de riesgos durante la intervención quirúrgica y la poca incidencia de efectos secundarios tras ella.

Según el urólogo Oscar Reyes Cabral, el principal motivo que mueve a un hombre a realizarse este procedimiento es la fertilidad satisfecha. “El perfil de un hombre vasectomizado es el de un adulto que mantiene una vida sexual activa y, que, por su madurez y planificación familiar, ha entendido que los hijos que tiene ya son suficientes”.

A esto se suma que cada vez los pacientes masculinos que acuden al quirófano para esterilizarse son más jóvenes. Ya que, gracias a la fluidez de la comunicación, están más informados y con menos ideas erróneas preconcebidas en torno al tema.

Publicidad

“Años atrás, lo más común era ver a hombres por encima de los 40 años solicitando la vasectomía como método definitivo de planificación. En la actualidad, podemos encontrar hombres de 35 y hasta 30 años que ya han completado lo que para ellos sería su modelo familiar y no quieren seguir procreando”

Dr. Reyes Cabral

Estudios acerca de la vasectomía

Según estudios demográficos, en 1950, el promedio era de 6 hijos por mujer, y para la década del 2000 disminuyó a 2.8, para el caso de los países desarrollados. Datos recientes reportados por la Organización Mundial de la Salud ubican la tasa de fecundidad mundial en 2.4 hijos por mujer. Esta reducción en las cifras radica principalmente en los programas y políticas de planificación reproductiva adoptados por los gobiernos a nivel global.

Los cuales, históricamente, se han dirigido principalmente a la mujer.

¿Cuándo sucede el involucramiento del hombre?

Aunque la vasectomía ya se conocía, el involucramiento del hombre en la planificación familiar apareció con más relevancia en 1994. Esto sucedió a raíz de la Conferencia Internacional sobre Población y Desarrollo celebrada en el Cairo, cuyo principal objetivo era el control de la natalidad equitativo para hombres y mujeres, a fin de disminuir la carga anticonceptiva.

Características de la cirugía

vasectomía

Uno de los principales rasgos que hace que la vasectomía gane más adeptos, es que es un procedimiento prácticamente indoloro.

Se trata de una cirugía ambulatoria, electiva y poco invasiva. Esto básicamente consiste en la realización de una pequeña incisión en la piel de la región escrotal, de aproximadamente un centímetro. Además, se aisla y exterioriza el conducto deferente del aparato reproductor masculino, con la finalidad de ligarlo y cortarlo.

¿Qué ventajas tiene la vasectomía?

Las tasas de complicaciones, tanto durante la cirugía como en el postoperatorio, son tan mínimas que se podría decir que no tiene contraindicaciones.

Publicidad

Otra de sus ventajas es que no es un método anticonceptivo costoso a largo plazo. Tomando en consideración los valores de los métodos anti reproductivos femeninos como el DIU, las pastillas anticonceptivas de uso diario, inyecciones y dispositivos de implantación subdérmica.

¿Y el tiempo de recuperación?

La vasectomía tiene un tiempo de recuperación relativamente corto. Para fines de reinserción laboral, entre tres y cinco días de descanso serán suficientes. En el plano sexual, al cabo de 15 días se podrán retomar las actividades coitales. Mientras que para poder volver a realizar deportes, se necesitarán alrededor de 21 días.

Ahora, hablemos de sexualidad

Uno de los grandes temores de los hombres, y hasta de las mujeres, es saber si tras la vasectomía podría haber algún efecto secundario negativo que afecte la vida sexual en pareja.

Tranquilos. ¡Que no cunda el pánico!

La vasectomía no afecta las erecciones, la libido, ni mucho menos el placer sexual masculino. De hecho, en algunos pacientes podría hasta lograr que sus encuentros íntimos sean más placenteros y desinhibidos, gracias a que el riesgo de un posible embarazo no deseado desaparece.

Según los expertos, la vasectomía es cien por ciento efectiva. No obstante, tras la operación se han de tomar algunas medidas preventivas.

El paciente debe estar consciente de que después de la cirugía se deben mantener los mismos controles de planificación previamente utilizados hasta no tener la comprobación de un examen seminal en el que no se contabilice un espermatozoide (azoospemia), que suele realizarse a los 45 ó 60 días posteriores a la operación.

Dr. Reyes Cabral

Vasectomía sin bisturí

Esta es una técnica revolucionaria en la que no se utiliza bisturí o agujas, de ahí que no haya puntos ni suturas. Esto lo convierte en un método aún menos invasivo que la vasectomía convencional. Esta modalidad inició en China, en 1973, de la mano del Dr. Shunqiang Li, para reducir el temor de los hombres a este procedimiento.

“Las tendencias actualizadas de invasión mínima se esparcen de manera efectiva por doquier y para RD no es la excepción. De forma percutánea y en manos de un urólogo experimentado, se realiza el procedimiento de manera segura. Los resultados postoperatorios son impresionantes debido a la poca agresión del tejido”.

¿Se vale arrepentirse? ¿Puedo retroceder?

Si bien es cierto que la vasectomía es un método de esterilización definitivo y que antes de someterse a ella se ha de estar muy seguro, hay casos en que el paciente se arrepiente de su decisión y desea revertir lo hecho.


Según una entrevista dada por el urólogo español Natalio Cruz al diario ABC, la vasectomía es reversible en un 90% de los casos a través de una microcirugía denominada “vaso – vasostomía”, en la que se realiza una recanalización de los conductos deferentes. Dicha intervención también se realiza en República Dominicana.

Esterilización masculina vs femenina

vasectomía

De acueerdo a un informe presentado por el Departamento de Asuntos Sociales y Económicos de las Naciones Unidas, en 2014 solo en cinco países el porcentaje de hombres esterilizados era mayor que el de las mujeres. Esta reducida lista está formada por Canadá, Reino Unido, Países Bajos, Nueva Zelanda y Bhután.

Ese mismo año, el Ministerio de Salud de España anunciaba que el número de vasectomías realizadas era mayor que el de ligadura de trompas. Unos 17.357 hombres prefirieron asumir el control de la concepción frente a 14.797 mujeres.

¿Cuáles son las cifras?

La realidad salta a la vista.

A nivel global la cifra de esterilizaciones femeninas es el doble en comparación con las masculinas. Según la ONU, para el año 2005 el método anticonceptivo de ligadura de trompas fue escogido por 225 millones de parejas fértiles (94,4%) y solo 37 millones optaron por la vasectomía (5,6%).

Siguiendo esta tendencia, en América Latina la ligadura de trompas prevalece sobre la vasectomía con un 23,3% en contraste con un 3,1%. Un ejemplo de ello es que en 2016, en Argentina se practicaron 97 vasectomías frente a 12.967 ligaduras.

En una entrevista dada a la página web de la Universidad de Chile, el urólogo Christian Palma hablaba de que el tipo de parto era uno de los factores que incidía en las bajas tasas de vasectomías realizadas en su país.

En Chile, como las tasas de cesáreas son muy altas, las mujeres aprovechan de ligarse las trompas en la misma intervención.

Por otro lado, en Holanda, por ejemplo, el porcentaje de cesáreas es muy bajo, y eso hace que el número de vasectomías sea más elevado porque las mujeres no desean someterse a una cirugía de esterilización, por su complejidad.

El tema de la igualdad de género abarca múltiples aspectos, entre ellos el de la fertilidad y la procreación. Claramente, las mujeres siguen liderando el tema de la fertilidad en la pareja, pero cada vez son más los hombres que toman consciencia en torno al tema.

“El método tradicional de planificación familiar siempre había sido relegado al sexo femenino, obligando con ello a que la mujer fuera la única involucrada en estas tareas. Sin embargo, en el momento en que se plantea la posibilidad de que el control de natalidad pueda estar establecido por un método para el hombre se libera a la mujer de la tarea casi obligatoria del cuidado de la fertilidad”

Dr. Reyes Cabral