¿Debo terminar una amistad? ¿Se ha vuelto tóxica sin darme cuenta?

Se habla mucho de toxicidad en las relaciones de pareja, pero, ¿qué pasa cuando la amistad también se vuelve inaceptable? Te contamos algunas actitudes que te indicarán si es hora de sacar a esa “amiga” de tu vida.

Publicidad

12 banderas rojas en una amistad que debes conocer

En su libro Dile adiós a las personas tóxicas, Eduardo Petrov define a estas personas como aquellas que provocan en ti estados emocionales negativos y que, con sus palabras y actos, acaban afectando tu autoestima y te hacen sentir incapaz. Terminar con una relación tóxica, tanto de pareja como de amistad, no es cosa fácil, pues tiene mucho que ver también con nosotros mismos y la manera en que aprendimos a relacionarnos con los demás.

“La razones por las cuales nos mantenemos en este tipo de relaciones pueden ser diversas y van a depender de cada individuo”, explica Sarah Sing (@terapiaconsarah), Psicóloga clínica y terapeuta cognitivo conductual. Situaciones de dependencia emocional, codependencia, dificultad para
establecer límites, necesidad constante de complacer a otros y baja autoestima, entre otras.

¿Debo terminar una amistad? Veamos.

1. Critica tus ideas

Cuando le cuentas tus ideas o algún sueño que te gustaría lograr, en lugar de motivarte hace todo lo contrario. Dice que tus ideas son tontas o que no lo vas a lograr. Sus palabras no son amables, ni basadas en argumentos realistas, más bien son un poco crueles como “no eres tan inteligente para…”, “sería una estupidez hacer tal cosa“

2. Siempre busca competir

Su pasatiempo favorito es “opacarte”. Si hablas de comprarte algo, tiene que comprarlo más caro o mejor. Si hablas de irte de viaje, ella ha viajado más. Por otro lado, si tienes un ascenso en el trabajo, te felicita pero inmediatamente resalta cómo le está yendo mejor. Y de esta manera siempre encuentra la manera de querer presentar sus logros como más importantes que los tuyos por más simples que sean.

3. Su única conversación es sobre chismes

Te diviertes con esta persona cuando están rodeadas de otros amigos, pero cuándo se encuentran a solas no tienen nada de qué hablar. Su único tema de conversación son chismes y críticas sobre lo mal que va “fulanita”, o si no tiene nada sobre alguien específico entonces se enfoca en chismes de celebridades.

Publicidad

4. Se burla de ti frente a otros

Los relajos entre amigos son algo común, pero cuando constantemente te conviertes en el hazme reír de esta “amiga”, entonces hay un problema. Para caer en gracia con otros, hace chistes a costillas tuya o incluso les recuerda a todos, momentos que para ti han sido vergonzosos.

5. Le molesta tu interacción con otros amigos

Es la amiga que “te cela” cuando te juntas con otras amigas o te reclama que hayas hecho “tal cosa” con alguien más, incluso si ella no estaba disponible. Quiere que planees toda tu agenda en torno a sus posibilidades y a las cosas que a ella le gusta hacer, pero no accede a hacer las cosas que a ti te
gustan.

6. Coquetea con quien te gusta o con tu pareja

¡Súper red flag! Esa amiga que sabiendo que alguien te gusta, le coquetea primero. O tampoco respeta los límites cuando está frente a tu pareja: movimientos provocativos, toqueteo excesivo, invade su espacio personal, etc.

7. No guarda tus secretos

Cuando le cuentas algo en confianza, se lo cuenta al resto del grupo. No respeta tu intimidad y si le reclamas dice que no es la gran cosa. Si quiere algo de ti, te chantajea amenazando con contar algo que no quieres que otros sepan.

8. No se disculpa

Cuando tienen una discusión, siempre eres tú quien da el primer paso para hacer las paces. Prefiere perder la amistad a ceder la razón. Jamás te pide perdón.

9. Juntarse te provoca ansiedad

El solo pensar en juntarte con esta persona te provoca incomodidad que hasta se refleja en tu cuerpo. Te sientes nerviosa o ansiosa en su presencia porque no sabes con qué va a saltar o qué cosas va a criticar sobre ti. Te habla mal y te falta el respeto con sus palabras.

10. Sientes que no puedes ser tú misma

Cuando estás en su presencia, sientes que necesitas pretender algo que no eres o hablar de cosas que no sabes para sentirte aceptada. Intenta cambiar tu manera de vestir o actuar. Te llama loca cuando te estás divirtiendo con libertad. Si fuera por ella, serías su pequeño clon.

Publicidad

11. Sus valores ya no coinciden con los tuyos

Es normal que amistades de muchos años se encaminen por senderos diferentes. Pero cuando la amistad es genuina, no importa el paso del tiempo, pues aun cuando piensen distinto, una verdadera amiga siempre respetará tu derecho a opinar diferente. Sin embargo, si esta persona trata de imponer sus ideales sobre ti o sientes que no pueden tener una conversación abierta sobre temas complicados, entonces es hora de cortar.

Y ahora, ¿cómo poner límites cuando debo terminar una amistad?

“Aunque estos pasos suenen sencillos, establecer límites no es nada fácil. Por lo tanto, si sientes que no puedes solo/a, es importante buscar ayuda de profesionales que puedan acompañarte en este proceso”, recomienda Sing.

  • Identifica cuándo se ha cruzado algún limite. El enojo, la incomodidad, la frustración y el sentirnos sobrecargadas constantemente, son algunos indicadores que pueden ayudarte a identificarlo.
  • Regula las emociones que conlleva establecer límites. Muchas veces, además de sentirnos como en el paso 1, también podemos sentirnos culpables y, en ocasiones, la culpa puede llevarnos a evitar el hacer visible nuestros límites.
  • Ten presente que, una cosa es ser culpable, y otra es sentirnos culpables.
  • Comunica los límites con asertividad y desde el ‘’yo’’. Por ejemplo, yo me siento incómoda cuando haces comentarios acerca de mi cuerpo. Te agradecería si dejaras de hacerlo.
  • Y, por último, ¡acciona! Hay límites que podemos negociar y otros que no. Si constantemente estás negociando los “no negociables”, entonces no estás accionando en coherencia con lo que sientes y tus necesidades. Si este amigo/a te pidió hacer algo que no puedes, y dijiste que no, pero sigue insistiendo y al final dices que sí, entonces, aunque en primera instancia hiciste visible el límite, al final no accionaste en base a él y tus necesidades.

Libro recomendado

“Set boundaries, find peace” (Establece límites, encuentra paz), de la autora: Nedra Glover Tawwab, quien también es terapeuta y experta en temas relacionales y límites. Lo encuentras en Amazon desde US$14 haciendo click aquí.