Esto es lo que demuestran algunos modelos como Kristina Pimenova, una joven de nueve años que ha trabajado para marcas de renombre como Armani, Roberto Cavalli y Burberry (no por nada es apodada como la “niña más guapa del mundo”). Hija de la exmodelo rusa Glikeriya Pimenova, Kristina, su carrera en la industria comenzó cuando tenía tan sólo tres años.

Sin embargo, Kristina no es la única que va de los pañales a la alta costura. Otro caso a destacar son los hermanos Baylor y Hudson Cryder (10 y 7 años), quienes comenzaron su carrera profesional con dos años y ya han sido imagen de GAP, J. Crew y otras grandes cadenas americanas.

Publicidad

Hudson Kroenig, hijo del modelo Brad Kroenig, es otro joven que se suma a las pasarelas a temprana edad, pues con tan sólo cinco años de edad ya cerraba el desfile de Alta Costura de Chanel del año pasado (2014), junto a Karl Lagaferld y Cara Delevigne.

Otro mini top muy famoso es el hijo de David y Victoria Beckham, Romeo Beckham, quien con 12 años ha sido la imagen de Burberry en dos ocasiones.

Aunque los ejemplos anteriores tienen en común el linaje mediático, para convertirse en un fashionista esto no es un factor clave. Alonso Mateo, de seis años, es prueba de esto, pues posee en su cuenta de Instagram cerca de 200,000 seguidores gracias a los esmóquines y prendas dignas de un gentleman adulto con que su madre lo viste.

Otro ejemplo es Amina, de dos años, ya que ha logrado 10,000 en esta misma red social a través de estilismos propios de una celebridad madura.