El estilista Reading Pantaleón relata un poco de su vida como profesional del estilo a través de sus redes sociales. Aquí algunas de las lecciones que hemos aprendido con sus publicaciones.

1 Sin horarios ni días libres. El trabajo de un estilista no está sujeto a una jornada de 6 u 8 horas al día, sino a la inspiración, el esfuerzo y la preparación.

Publicidad

“Jueves, viernes, SÁBADO, domingo… No importa la hora ni que llueva, truene o ventee, de aquí al 14 de abril en este estudio sólo se respira  Premios Soberano.

Hoy, planificando algo nuevo y muuuuuyyyy aperísimo que luego se enterarán… Mientras tanto salu’por las buenas noticias”.

2. No todo es un mar de rosas. En muchas ocasiones el estilista debe acompañar al diseñador(a)  a buscar los materiales, y estos lugares no siempre serán los más bonitos…

“#LaBitacoraDelEstilista Y si usted piensa que todo es bonitura y artitimo… ¡Se equivoca! Un saludo  desde quien sabe que ‘jurunela’ en la que me ha meti’o @luisdominguezsd en busca del forro perdido. #PongaUdElHashtagQueMasLeSuba”.

3 La consistencia es la clave. Para lograr que el atuendo quede “como anillo al dedo” serán necesarias varias pruebas de vestuario. Por tanto, el artista, el diseñador y el estilista deberán reunirse cuantas veces sea necesario.

“Con la repetición se consigue la excelencia, por eso se necesitan pruebas y más pruebas para lograr una imagen impecable. Trabajar en equipo… ¡UN PALO! #EstiliTips #RPstylingstudio #BrindoConElCatador”.

Publicidad

4. No sólo es el vestuario. El estilista se encarga de cuidar la imagen completa de sus clientes, por lo que se incluye hasta el cabello.

“#LaBitacoraDelEstilista Les tengo un SECRETO, arrancamos con los cambios rumbo a Premios Soberano 2015. La primera (víctima) es  @gabidesangles y aquí estamos en @wellaprofrd ‘pimpiandola’. Este, es el primer paso de la técnica de color para lograr un efecto ‘sun kissed’ en su cabello… El 14 de abril verán el resultado final en la alfombra roja”.

5. El trabajo en equipo asegura el éxito. El artista, el diseñador y el estilista deben trabajar en conjunto desde el inicio de la concepción del diseño para lograr la mejor imagen y estilismo.

“#LaBitacoraDelEstilista

Decisiones, decisiones y más decisiones. Aunque pocos crean en ello, el TRABAJO EN EQUIPO asegura el éxito de la imagen de un artista en un 299.9%. Como estilista mi trabajo no es sólo buscar accesorios o elegir un peinado, involucrarme desde la concepción del diseño me permite conectar con la visión del diseñador y entre los dos potencializar la personalidad de esa figura proyectándola fielmente en el look, que es lo más importante. Aquí trabajando junto al maestro de maestros @leonelliriooficial el traje de @masieltaveras para Premios Soberano 2015”.

6. A veces es más sencillo asesorar a otros que a uno mismo. En ocasiones incluso el estilista necesita ayuda de otro estilista.

“LaBitacoraDelEstilista

Publicidad

Nadie me cree cuando digo que lo único estresante de mi trabajo, es tener que elegir ropa para ‘mimismo’  y como ahora me toca estar en la alfombra roja de Premios Soberano 2015 con @gabidesangles y @nosotrasrd tuve que pedir ayuda… Grax  @karlosnunez85 por venir al rescate de este pobre e indefenso e’tilita sin e’tilimo”.

7. No hay Semana Santa para un estilista… si se encuentran los Soberano a la vuelta de la esquina. Y desde el primer retazo de tela hasta el final, el estilista debe estar presente para que su cliente obtenga un atuendo que le favorezca.

 

“¿Jueves santo? ¿Día libre? Aquí no se sabe lo que’jeso… Estamos en el taller del diseñador @miguelgenao trabajando en uno de los vestidos para Premios Soberano 2015. Es increíble como un vestido se va transformando en cada prueba. Empieza siendo una idea y los cambios hacen que se vaya adhiriendo al estilo particular de quien lo usará (porque sí, es válido que se adapte), así se garantiza la comodidad que al final se traduce en seguridad a la hora de pisar la alfombra roja”.