Los anticonceptivos orales, o pastillas anticonceptivas, son un tratamiento que retienen muchos mitos. ¿Debo tenerle miedo al empezar el tratamiento? ¿Tendré cambios irreversibles en mi cuerpo? Por eso, nos aliamos de una profesional para navegar esta incógnita.

Colaboración de la Dra. Maria Cristina Gil Dominguez // Instagram: @ginecologa.dragil

Publicidad

 Anticonceptivos orales

¿Qué son los anticonceptivos orales?

Los anticonceptivos orales (píldora anticonceptiva) son unos fármacos compuestos de hormonas a bajas dosis que utilizamos para evitar el embarazo o para tratar algunas enfermedades hormonales. Además, contienen las hormonas estrógeno y progestina o progestina solamente, y se consideran uno de los métodos anticonceptivos más eficaces.

¿Cómo funcionan?

Los anticonceptivos orales ejercen su efecto a través de diversos mecanismos. Inhiben todo el eje hipotálamo – hipófisis – ovárico suprimiendo tanto GnRH (hormona del hipotálamo) como LH y FSH (hormonas hipofisarias llamadas gonadotropinas). 

Publicidad

También, actúan a nivel del ovario inhibiendo la formación de folículos (futuros óvulo). El efecto final es que suprimen la ovulación. 

¿Cómo se toman?

En un principio, los comprimidos deben tomarse durante 21 días seguidos, siempre a la misma hora. Después se descansará 7 días, durante los cuales se tendrá la menstruación. Tras esta semana, se vuelven a empezar los 21 días. 

Si olvidas tomar las pastillas, puede producirse un embarazo. Por otro lado, si se olvida una sola pastilla, debe tomarse tan pronto como se dé cuenta de que se ha olvidado. Si se olvida más de una tableta, se deben consultar las instrucciones que vienen con el envase. o llamar a tu médico. 

¿Cuáles son los efectos adversos de los anticonceptivos orales?

  • Mareos 
  • Náuseas  
  • Vómitos  
  • Retención de líquido
  • Cambios de humor
  • Disminución del deseo sexual 
  • Aumento de peso 
  • Sensibilidad en los senos 

Pero, ¡mis chicas! no entren en pánico. Estos efectos secundarios no son eternos, solo aparecen los primeros días hasta que tu cuerpo se acostumbre a la píldora. 

Publicidad

Las mayorías de los anticonceptivos orales en el mercado trae poca carga hormonal. Por eso, los efectos son cada vez más escasos. 

Entonces, ¿Quiénes no deben tomar la píldora?

1.  Personas con antecedentes de coágulos sanguíneos o problemas genéticos que provoquen coagulación.  

2. Personas que padecen migrañas con aura. Las migrañas con aura son aquellas que producen manchas y luces intermitentes, dificultando ver que ocurren, las mismas suceden entre 5 a 30 minutos antes de padecer el dolor de cabeza, o algún síntoma neurológico, como el entumecimiento o la pérdida del habla. 

3. Personas que padecen enfermedades del corazón. Si padeces algún tipo de enfermedad en el corazón. 

4. Personas que no puedan moverse ni caminar. Si has sido sometida a alguna cirugía, o por alguna razón has quedado inmovilizada.

Recomendaciones para su uso

En primer lugar, antes de comenzar con este tratamiento, es necesario que el profesional de la salud evalúe todos los antecedentes clínicos, familiares y hábitos para determinar si existen contraindicaciones y/o posibles efectos secundarios. Por eso, por favor no se automediquen la píldora que le resulta a la tía, la amiga, no siempre es la misma para ti.  

Es posible que se realicen pruebas como medir la presión arterial o un análisis de sangre para evaluar si se pueden tomar y, en caso afirmativo, cuál es la opción más recomendada.  

Mitos y realidades de los anticonceptivos orales

¿Las pastillas engordan?

No. Algunas mujeres pueden experimentar un leve aumento de peso debido a la retención de líquido, pero con los nuevos anticonceptivos que tienen un efecto anti mineralocorticoide, esa retención es poco frecuente. 

¿Provocan acné y más bello corporal?

Falso. No solo que no lo desarrollan, sino que muchas veces la ingesta de pastillas se prescribe como tratamiento del acné por que mejoran el aspecto de la piel. Si bien en algunas puede ser un efecto secundario, es todo lo contrario. 

¿Las pastillas afectan la fertilidad?

No. Por lo general, la ovulación comienza de nuevo unas semanas después de dejarlas. En un pequeño porcentaje de mujeres puede tardar algunos meses en aparecer, sobre todo en aquellas que ya tenían problemas previos de ovulación. 

¿Las pastillas se toman hasta los 30 años? 

No. Si eres una persona sana, saludable y no fumas, puedes continuar con pastillas anticonceptivas hasta la menopausia. Las pastillas son un gran método, siempre y cuando sea utilizado correctamente, y tienen muchos beneficios que no tienen que ver con la anticoncepción. ¡Son un aliado y su uso no debe dar miedo!