Como mujeres, es probable que hayamos pasado desapercibido señales de alerta de algo más grande. ¿Un ciclo que tardo más de lo normal en llegar? ¿Acné hormonal? Tal vez no sean una bandera roja. Sin embargo, la presentación continua de dichos factores es señal de que algo pasa en tu interior y que debes atenderlo. Uno de estos posibles escenarios es el Síndrome de Ovario Poliquístico, y es el que junto a la profesional Jazmín Gómez Lombert, navegaremos a continuación.

Ovario Poliquístico: Síntomas y Tratamientos

Colaboración Dra. Jazmín Gómez Lombert (@endocrinojaz) / [email protected]

Publicidad

Ovario Poliquístico

¿Qué es el Síndrome de Ovario Poliquístico?

Dra Jazmín: El SOP es uno de los desórdenes metabólicos endocrinos más comunes en la mujer, se estima que afecta del 10 al 15% de todas las mujeres en edad reproductiva. Su causa es multifactorial. El principal factor involucrado es una alteración hormonal que resulta en un exceso de andrógenos, o también llamadas hormonas masculinas y en una desregularización de la insulina, que se manifiesta como una resistencia y alteración de sus funciones hormonales normales.

Además, el Síndrome de Ovario Poliquístico se ha relacionado a una predisposición genética, ya que muchas pacientes con SOP refieren antecedentes familiares de dicha patología o de diabetes mellitus tipo 2.

¿Cuáles son los síntomas/señales de alerta que pueden indicar padecer de este síndrome? 

Dra Jazmín: Un motivo que con frecuencia hace que las pacientes lleguen a consulta, es el aumento persistente de peso y/o la dificultad para perderlo; el 60% de las mujeres con SOP presentan sobrepeso. Aunque cada mujer presenta signos y síntomas diferentes, los que a nosotros como profesionales de la salud nos aumentan la sospecha son:

  • La presencia de acné
  • Hirsutismo (crecimiento excesivo de vello oscuro y grueso en zonas del cuerpo que normalmente solo se observa vello en los hombres)
  • y/o irregularidades menstruales.

Las irregularidades menstruales pueden ir desde un cese completo de las menstruaciones o presentar 90 días entre cada una. En la piel se puede ver acantosis nigricans (lesión cutánea aterciopelada e hiperpigmentada sobre todo en el cuello), exceso de manchas cutáneas y alopecia androgénica.

¿Cómo se confirma la presencia del SOP en una persona?

Dra Jazmín: Se confirma la presencia del síndrome realizando análisis de laboratorio que demuestran la presencia de un exceso de las hormonas sexuales masculinas (andrógenos) y además una sonografía que en muchos casos puede mostrar la presencia de quistes en los ovarios.

¿Cuáles son los posibles tratamientos disponibles para su control?

El tratamiento del SOP depende de cada paciente. Sin embargo, a todas se les recomienda una  intervención en el estilo de vida, que abarca una dieta personalizada, ejercicio físico y en aquellas pacientes con sobrepeso u obesidad se recomienda la pérdida del 5 al 10% del peso.

Publicidad

En aquellas mujeres que no desean quedar embarazadas y que predomina la irregularidad menstrual se recomienda como primera opción farmacológica la terapia hormonal con anticonceptivos orales. Para las que presentan acné o hirsutismo (exceso de vello corporal), se pueden utilizar los anticonceptivos orales combinados con fármacos que disminuyan los andrógenos (antiandrogénicos). Además se recomiendan terapias estéticas como, la reducción del vello con láser y el acompañamiento por un dermatólogo. Por otro lado, en pacientes que lo requieran, luego de ser evaluadas y que cumplan ciertos criterios, se puede utilizar metformina: un fármaco útil en pre diabetes o diabetes mellitus.

Si por el contrario se desea un embarazo se utilizarán fármacos inductores de la ovulación, esto debe hacerse de la mano de un médico especialista en el área ya sea un endocrinólogo y/o ginecólogo especialista en fertilidad.

Último consejo de la Dra Jazmín Gómez  

Si presentas alguno de estos signos y síntomas lo recomendable es acudir a consulta, ya que los mismos deben de diferenciarse de otras enfermedades metabólicas y endocrinológicas mediante una evaluación por un médico especialista.

Es de suma importancia tener un diagnóstico precoz junto a un tratamiento eficaz, para prevenir muchas de las consecuencias que se observan a largo plazo, como son:

  • Infertilidad
  • Cáncer de endometrio
  • Síndrome metabólico (hipertensión, dislipidemia, obesidad, hiperglucemia)
  • Diabetes mellitus tipo 2