Una hondureña viviendo en RD y amando esta isla, su cultura, su gente, su moda. Parece casi extraño pensar que Atenas Hernández no es una local. Bueno, quizá solo cuando la escuchamos hablar, su acento la delata.

Publicidad

¿Qué hace una hondureña en RD?, le preguntamos de primera instancia. “¡Vivir algunos de los mejores años de mi vida!”, nos respondió rápidamente. Y así fue como una estancia a causa del trabajo de su esposo, se convirtió en una de las mayores y refrescantes experiencias de su vida personal y profesional. Este será su último año en el país, así que para Pandora esta entrevista es una añoranza hecha realidad.

¿Quién es Atenas Hernández?

Atenas Hernández

Atenas se ha caracterizado por ser una influenciadora de moda que da prioridad a la hecha en Latinamérica. Ha sido una gran impulsora de las creaciones dominicanas dentro y fuera de nuestro suelo. No es para menos que marcas importantes de la moda latina la tengan en su top of mind, tan poco es para menos que firmas tan emblemáticas como Cartier, Tommy Hilfiger o CHANEL la hayan convertido en una de sus embajadoras.

De hecho, sus lazos profesionales con CHANEL, la llevaron hasta los mismísimos campos donde se cultivan las flores de la perfumería de la maison francesa, incluyendo el más icónico aroma de la historia: el CHANEL N°5. Las plantaciones de flores de Grasse se convirtieron entonces en el escenario idóneo para nuestra historia central, perfecto para entrar en la piel de Atenas y contarles un poco de su historia asociada al mundo de la belleza global.

Entrevista: Atenas Hernández

P: ¿Qué es la belleza para ti?

A: Para mí, la belleza tiene mucho que ver con lo psicológico. Si te sientes bien contigo misma, los demás lo perciben. Esa confianza es la belleza para mí.

P: Perteneces a una industria (la de la moda) que aunque transformándose, todavía valora ciertos estereotipos de belleza. ¿En alguna ocasión te sentiste mal con el reflejo que veías en el espejo?

A: Claro. Pero no por los dictados de un supuesto canon de belleza universal. Eso nunca me ha preocupado demasiado. Pero sí hay días en los que estoy cansada o estresada y me lo noto en el espejo. Trato de asumirlo como normal.

P: Sin embargo, ahora también vemos a las niñas queriendo parecer adultas antes de tiempo. Quizás aún no estés en esa etapa con tu hija Valentina, ¿pero lo has pensado?

A: Lo pienso todos los días, y, la verdad, me preocupa. Valentina es una esponja y absorbe todo lo que ve. Yo creo que la educación empieza en casa y por eso, mi esposo y yo tratamos de ser el mejor ejemplo para nuestra hija. También creo que es muy importante que los niños vivan y disfruten cada etapa, sin prisa.

Publicidad

Atenas Hernández

P: ¿Qué haces en los días en que no te sientes bonita?

A: ¡Me voy al salón! (risas)… Suena un poco superficial, pero no hay nada que te haga sentir más nueva que una visita al salón para una manicura, pedicura y secado de cabello. Te sientes fresca y luego… ¡A conquistar el mundo!

P: Te hemos visto junto a CHANEL Beauty por varios años ya, ¿qué significa para ti ser embajadora de la marca?

A: Ser amie de la maison CHANEL es un verdadero honor. Ya llevo unos seis años con ellos y me siento muy unida a la marca. De hecho, siempre he usado sus productos de belleza y no los cambiaría por nada. Su olor, su presentación, los resultados… es toda una experiencia.

P: ¿Y el producto estrella de su carpeta que recomendarías a todas tener?

A: En estos momentos, sin duda alguna, N°1 DE CHANEL. Una línea basada en la camelia, la flor por excelencia de la maison, como ingrediente estrella. Está diseñada especialmente para combatir el proceso de envejecimiento. Y lo mejor es que ahora es más ecosostenible.

P: Recientemente fuiste invitada a descubrir Grasse, donde florece la rosa de mayo, la flor que da vida al perfume más icónico de la historia: el CHANEL N°5. Según contaste en tus redes, era un viaje soñado y muy manifestado. Cuéntanos tu experiencia.

A: Fue una experiencia inolvidable. Pisar los mismísimos campos donde crece la rosa de mayo, empaparme de su olor, recorrer los talleres donde hacen magia los mejores perfumistas del mundo… fue un sueño. Y CHANEL cuida siempre hasta el último detalle; todo está a la altura de la maison.

P: En las plantaciones de Grasse también se da el cultivo de otras flores que son reservadas exclusivamente para CHANEL y su belleza de lujo. ¿Tienes algún aroma preferido?

A: Sí, la rosa de mayo es espectacular y su cosecha es todo un ritual en Grasse, un momento que los lugareños esperan todo el año. La camelia es otra flor muy vinculada a CHANEL.

Atenas Hernández

P: Imaginamos pudiste ver de primera mano cómo es el proceso de elaboración de este perfume…

A: ¡Sí! Tuve la suerte de ver todo el proceso en los talleres de CHANEL. También de charlar y aprender con el mismísimo Olivier Polge, el nariz de CHANEL y creador de perfumes tan icónicos como Gabrielle y Boy.

P: ¿Cómo describirías Grasse a quien no lo ha visitado?

A: Es un lugar mágico. No solo por la belleza de sus paisajes, sino también por lo que significa. Es un lugar que todo amante de la moda ha idealizado, la auténtica catedral de la perfumería.

Publicidad

Off the record con Atenas Hernández

El producto que nunca falta en mi cartera:

A: Estos días no me falta el bálsamo para labios y mejillas N°1 DE CHANEL.

Nunca pondría en mi cutis…

A: Algo nuevo. Tengo la piel sensible y muchas alergias, así que siempre uso los mismos productos.

Tratamiento de amor propio infalible para los días malos…

A: Movie night con mi hija Valentina.

Mi maquillaje on the go incluye…

A: Protector solar con tinte, bálsamo de labios y mejillas, un toque de mascara.

Lo que más amas de RD…

A: ¡Todo!, la gente, el clima, las playas, la música, la historia… República Dominicana realmente lo tiene todo..

Conociendo Grasse

La historia de la fragancia N°5 comienza en esta región. En 1921, su creador, Ernest Beaux, eligió el jazmín de Grasse para su composición. En 1987, CHANEL se asoció con el mayor productor de flores, la familia Mul, establecida en Pégomas, para garantizar un futuro duradero para el patrimonio de la perfumería.