El cáncer de próstata es uno de los tipos más comunes de cáncer en hombres y es la segunda causa de muerte a nivel mundial en esta población.

Es poco común que afecte a hombres menores de 40 años, pero la probabilidad de padecerlo aumenta rápidamente después de los 50 años.

Publicidad

En ese momento en que no solo podría aumentar el número de nuevos casos, también aumenta la agresividad del tumor.

En el 2020, el total de casos en Latinoamérica y el Caribe superó los 214 mil, ocasionando 57.415 defunciones.

Se calcula que para el 2025, el número de nuevos casos aumentará en la región a 253 mil casos.

Una detección temprana combinada con un tratamiento adecuado es fundamental para detectar oportunamente la enfermedad.

Sintomatología

Es importante que los pacientes acudan a su médico de confianza si presentan síntomas como dolor en la espalda, caderas, tórax u otras áreas.

Dificultad cuando van a orinar, adormecimiento en los pies, flujo débil o deseos repentinos de orinar, y sangre en la orina.

Publicidad

«Un diagnóstico oportuno marca la diferencia e impacta la calidad de vida”, mencionó el Dr. Esteban Coto, Director Médico de AstraZeneca para Centroamérica y el Caribe.

El  84% de los pacientes con cáncer de próstata resistente a la castración tienen enfermedad metastásica (es decir que el cáncer invadió otros órganos) al momento del diagnóstico.

Este tipo de tumor que crece a pesar de que al paciente le extrajeron los testículos y dejó de liberar testosterona que es una hormona que podría favorecer el crecimiento del tumor.

Es fundamental trabajar con procesos de educación en todo el ecosistema de salud, incluidos los pacientes y familiares.

Debido a que los beneficios de la detección y tratamiento en estadios tempranos podrían ayudar a una disminución notoria en la progresión de la enfermedad.

Permitirían un mejor diagnóstico y tratamiento, considerando si el cáncer es de crecimiento lento o rápido.

Estamos en constante innovación e investigación de tratamientos que logren ofrecerle a los pacientes una atención más integral y una mejor calidad de vida.

Publicidad

Educación médica que permita la aplicación de guías internacionales

De la mano con la vigilancia activa, el uso de tratamientos que permitan un retraso en el crecimiento del cáncer y mejoren la supervivencia de los pacientes en estadios avanzados,” explicó el Dr. Coto, quien agregó que “decidir el tratamiento oportuno, en el momento y el tiempo adecuado, tendrá un impacto en la esperanza de vida de los pacientes”.

La tasa de sobrevida a 5 años para cáncer de próstata localizado es casi del 100%, pero en etapa avanzada es del 30%.

De allí la importancia de que los pacientes valoren su condición de salud con médico especialista.

Se podrá recurrir a análisis como el Antígeno Prostático Específico (APE) y Tacto Rectal (TR), o las pruebas genéticas en caso necesario.

Si el paciente es diagnosticado con un tumor en la próstata, deberá tener un seguimiento regular que incluya el APE cada 6 meses, el tacto rectal cada 12 meses, resonancia magnética cada 12 meses de ser requerido, y biopsia de próstata con una frecuencia no superior a 12 meses.