Por Yaneris Michel

 

Publicidad

En conversaciones triviales y también en charlas profundas entre amigos sale a relucir como la monotonía nos llega a consumir y la rutina se vuelve tediosa. Yaneris ha preparado un listado de 21 nuevas cosas a intentar que impactarán tu vida de manera positiva para inyectar tu corazón de nuevas energías a través de algunas de estas actividades.

 

La edición de octubre está dedicada a la innovación… y si te contamos un secreto querida amiga, tienes que comenzar por ti.

 

21 nuevas cosas a intentar

1. Hablar con tus plantas
Un estudio realizado en 2013, por científicos de la Universidad de Western Australia, sugirió que las plantas sí pueden percibir si las especies a su alrededor son positivas o negativas para su crecimiento. Independientemente de su veracidad, hablarle a tus plantas puede ser terapéutico para ti, ayudándote a expresar tus pensamientos libremente y reducir el estrés. Además, tu boca emite dióxido de carbono, el cual las plantas absorben devolviendo oxígeno a cambio. ¡Es una amistad perfecta!

 

Publicidad

2. Hacerte una muñeca
¿Qué te parece tener una pequeña ‘mini me’ que te devuelva a tu infancia? Rosa Rivas hace divertidas muñecas de trapo personalizadas que se convertirán en tus compañeras de por vida o son el regalo perfecto para compartir con una amiga o familiar. Encuéntrala en Instagram como @koru_taller.

 

3. Ser voluntaria de una causa
Donar tu tiempo para apoyar una causa no solo demuestra tu compromiso por ayudar, sino que también te brinda la oportunidad de conocer la realidad de otras personas, desarrollar tu inteligencia emocional, incrementar tu empatía y contribuir a un mejor futuro para ellos, o hasta para el país. Son muchas las instituciones a las que puedes aportar más que valor monetario: MariposaFoundation.org y Femdominicana.org son dos de ellas.

 

4. Practicar un arte marcial
Las artes marciales te ayudan a trabajar la disciplina, además de desarrollar la seguridad y confianza en ti misma. Y cada vez son más las mujeres destacándose internacionalmente en competencias relacionadas a este tipo de actividad física. Desde karate hasta kendo o judo, tienes múltiples posibilidades para escoger.

 

5. Aprender a tejer
Durante la reciente edición de los Juegos Olímpicos en Tokio, se hizo viral la foto del clavadista británico, Tom Daley, tejiendo antes de su siguiente turno. Daley, que vende sus creaciones para recaudar fondos en apoyo a organizaciones sin fines de lucro, afirmó entonces que tejer le ayuda a “mantener la cordura, encontrar calma y aliviar el estrés”, durante todo el proceso de preparación para sus competencias. Si un atleta de alto rendimiento puede encontrar paz en esta actividad, ¿qué esperas tú también para intentarlo?

Publicidad

 

6. Probar un juguete sexual
¿Hay algo más energizante que un orgasmo? En el mundo de los juguetes sexuales ya existen opciones y colores para todos los gustos. Tanto para aumentar el placer sola o para explorar nuevos senderos hacia el orgasmo junto a tu pareja, un juguete sexual te ayudará a “dar en el clavo”. En www.puntointimo.com encontrarás múltiples opciones.

 

7. Reciclar o Upcycle tu ropa
¿Sabías que se necesitan 7.500 litros de agua para producir unos jeans? ¿O que cada segundo se entierra o quema una cantidad de textiles equivalente a un camión de basura? Y es que, según la Conferencia de la ONU sobre Comercio y Desarrollo (UNCTAD), la industria de la moda es la segunda más contaminante del mundo. No basta con donar lo que ya no uses para comprar aún más ropa, lo ideal sería que encuentres la manera de darle nueva vida a tus piezas para seguir utilizándolas por unos años más, y proteger el medio ambiente. Marcas locales, como @mileecollection, se enfocan precisamente en el upcycling o el reciclaje de piezas rediseñándolas para darles un nuevo sentido.

 

8. Llevar un diario de victorias
De seguro has escuchado sobre llevar un diario de agradecimiento para contar tus bendiciones cada día. Pero, ¿conoces la idea de un diario de pequeñas victorias? La recomendación nos la hizo Sarah Sing @terapiaconsarah, psicóloga clínica y terapeuta cognitivo conductual. “Consiste en cada noche, escribir al menos tres pequeñas victorias que has alcanzado durante el día. No tiene que ser algo ‘wow’, incluso, despertar y levantarme de la cama es una prequeña-gran victoria”, comenta Sarah. Te ayudará a desarrollar una actitud más optimista ante la vida, reconocer tus logros y motivarte a ir por más.

 

9. Hacer tu primera inversión
Cada vez son más las oportunidades de inversión en nuestro país. Más que considerarlo “una moda”, aprender sobre inversiones te ayudará a alcanzar estabilidad financiera y construir el futuro que sueñas para ti o tu familia. Con RD$10.000 (incluso menos), puedes empezar a hacer crecer tu patrimonio. Sigue a @sarahdespradelm o a las chicas de @economicsdata y comienza a explorar tus opciones.

 

10. Ser mentora
Compartir tus conocimientos con otra persona no solo es beneficioso para la persona a quien enseñas, también es una práctica que fortalece tus habilidades de liderazgo y tu experiencia como asesora. Además, crea lazos de por vida que te llenarán de orgullo en el futuro. Si conoces a alguien interesado en aprender sobre tu área de especialidad, comprométete a concederle una hora de tu tiempo para contestar sus preguntas e inquietudes.

 

11. Tomar clases de actuación
Independientemente de si te interesa hacer carrera en los escenarios o no, dominar el arte escénico tiene múltiples beneficios. “Recomiendo las clases de actuación a cualquiera que quiera romper sus propias barreras y divertirse en el proceso”, comenta Camila Santana, actriz con participación en películas como Hotel Coppelia y Mis 500 Locos. “Tomar clases de actuación es una de las maneras más dinámicas para aprender a ser más empática, juguetona, a soltar prejuicios y potenciar la confianza en ti misma y tus propios instintos. Además, es una forma de mejorar tus habilidades comunicativas y ayuda a desenvolverte mejor y con autenticidad frente a un público”, añade la joven actriz (conoce más de ella en el apartado “Moda” de esta edición).

 

12. Asistir a un retiro espiritual
Toma tiempo para desconectarte de lo abrumador de lo cotidiano y conectar con tu espiritualidad. Practica el silencio para estar contigo misma y escuchar tu voz interior, haciendo pequeños ejercicios que te ayuden a fortalecer tu fe y descubrir tu verdadero propósito.

 

13. Pintar un libro de colores
Si de pequeña amabas colorear, por qué no regresar a esa práctica que te hacía tan feliz. De hecho, es una actividadad a la que recurren quienes necesitan generar ideas constantemente. “Colorear libros es una herramienta buenísima para aprender a estar en el presente, relaja el cerebro y es un escape de todo el estrés del día a día. Ese reset de las actividades cotidianas me hace más creativa”, afirma Clayra Morales, publicista y CEO de TBA Digital Marketing.

 

14. Hacer un álbum o mural de recuerdos
Un poco de nostalgia alimenta el alma. Recolecta esas fotos, notas, tickets o cualquier tipo de recuerdos de momentos en los que te sentiste sumamente feliz y crea un álbum o un mural de recuerdos. Te aseguro que cada vez que lo veas, te sacará una sonrisa.

 

15. Ofrecerte de niñera
Cualquier madre a tu alrededor agradecería tener aunque sea una hora para sí. Ayuda a esa amiga o hermana con hijos ofreciéndote como niñera por una tarde o noche. ¡Hasta dos horas son buenas, para que ella pueda ir un momento al salón y cuidar de sí! Aprovecha el momento para estar presente y conectar con tu niña interior, o hasta para conectar con tu propio instinto materno.

 

16. Aceptar una cita a ciegas
Si tienes esa amiga que siempre te dice “quiero que conozcas a fulanito” y no “deberías salir con Ramonito”, ¿por qué no lo consideras? Deja que tus amigas planifiquen una cita por ti, según el tipo de chico que consideran sería tu perfect match. ¿Qué es lo peor que puede pasar? Si no funciona, no hace falta una segunda cita. Pero si funciona, quizás te toca la misma suerte que a nuestra @gabidesangles, a quien su amiga @helenblandino le presentó a su ahora esposo “Chabebe”.

 

17. Hablar con un anciano
Son muchos los ancianos que se sienten olvidados y que no les prestan atención. La próxima vez que estés ante alguien de la tercera edad, pregúntale sobre su vida y su historia, lo que soñaban para sí y lo que piensan de la vida en estos tiempos. Escúchale atenta y verás cómo se le iluminan los ojos mientras tú recibes sabiduría.

 

18. Empezar un huerto
¿Te gustaría cultivar tus frutos, vegetales o especias? Teniendo tu propio huerto puedes cosechar en casa alimentos sanos, orgánicos y libres de pesticidas. Además de cultivar la paciencia y reducir el estrés. Por si fuera poco, es una actividad muy divertida y educativa para compartir en familia. Tener poco espacio no es una limitante para hacerlo, los chicos de @huertoymas son expertos en crear huertos en balcones. ¡Inténtalo!

 

19. Apadrinar a un niño
La educación es el mejor camino que tienen los niños de nuestro país para salir de la pobreza. Piensa en tus propias oportunidades y lo que has logrado gracias a tu trabajo y educación, y considera ayudar a un niño o niña de bajos recursos a cumplir sus sueños. Los programas de apadrinamiento no solo garantizan que niños en nuestro país cubran sus necesidades básicas y educativas, sino que también crea un vínculo de apoyo emocional entre ellos y sus padrinos. Children International children.org es una de las instituciones que realiza esta labor en República Dominicana. También puedes apadrinar o donar a la Fundación Soy niña, soy importante, que promueve el sano desarrollo de las niñas dominicanas.

 

20. Viajar sola
Viajar siempre brinda grandes experiencias, pero viajar sola es una experiencia de gran crecimiento personal que no olvidarás nunca. Es una hazaña que puede parecer intimidante pero con grandes ventajas para forjar tu carácter enseñándote sobre toma de decisiones, manejo de recursos, crear relaciones, confiar en ti misma y en los demás. Y sobre todo, te empuja a salir de tu zona de confort, tal como relata Jenniffer Polanco en su libro La Biblia para Viajar Sola.

 

21. Comprar una pieza de moda local
Nuestro país cuenta con mucho talento en cuanto a diseño de modas se refiere, pero esta industria necesita nuestro apoyo y valoración para continuar su crecimiento. La próxima vez que quieras premiarte con un artículo de valor, considera apostar al diseño dominicano. No solo obtendrás una pieza única y de calidad, sino que también demostrarás apreciación por tu diseñador local favorito.