El normalmente sereno y calmado Al Horford tiene algo que le inquieta: espera por horas el nacimiento de su primer hijo. 

Todo está debidamente calculado para que su esposa, la ex Miss Universo Amelia Vega Horford, traiga al mundo a la criatura, que será un varón.

Publicidad

“Me siento feliz, mucha expectativa, emocionado de algo que es difícil de describir”, dijo el estelar jugador de los Hawks de Atlanta a elCaribe por la vía telefónica. La entrevista también fue difundida por el espacio Mañana Deportiva, que se transmite de lunes a viernes de 7-9 de la mañana por CDN Radio (92.5 FM). 

Durante la mayor parte de su conversación, Horford mantuvo el habitual ritmo de tranquilidad con que se maneja, cual diplomático de carrera, pero al llegar al tema de su vástago se mostró diferente. Razones sobran para que su corazón se acelere cuando habla al respecto.

“Solo los que son papá pueden entenderlo. Es algo que yo no lo entiendo totalmente porque el bebé no ha nacido, pero es algo que… que estoy muy emocionado y ya estoy listo para que ese momento llegue”, dijo Horford, quien este fin de semana estará en las festividades del Juego de Estrellas de la NBA, al que acude por tercera ocasión desde su arribo en 2007 al mejor baloncesto del mundo.

Horford reveló a elCaribe la fecha proyectada para el nacimiento del bebé. “Es a finales de febrero o principio de marzo. Está supuesto a ser marzo 11, pero ya desde finales de febrero cualquier cosa puede pasar”, señaló el hijo del exjugador de la NBA, Alfred “Tito” Horford. ¿Se llamará igual que su papá? “Vamos a ver, ahí vamos, eso no lo sabemos todavía”, respondió Horford, casado con Amelia desde el 24 de diciembre de 2011. 

Horford y los Hawks gozan de una tremenda campaña, que les tiene como uno de los mejores conjuntos de la NBA, lo que ha roto muchos pronósticos.

El delantero criollo, de 28 años de edad, promedia 15.5 puntos y 7.3 rebotes por partido. Además, lanza para un 53.9 de campo con Atlanta.

Publicidad

Vega, de 30 años de edad, fue la ganadora de Miss República Dominicana en 2002. Al año siguiente, la nativa de Santiago de los Caballeros triunfó en el afamado concurso Miss Universo.

Arelis se prepara para tomar el rol de abuela

Arelis Reynoso, la madre de Horford, siente una emoción inmensa. No es para menos. Espera por segundos que arranque su etapa como abuela.

“Lo primero es que es una bendición”, dice la periodista a elCaribe. “Dios nos ha tocado una vez más con este niño que viene en camino”, agrega.

“Estoy súper emocionada, esto es como ver a Al nacer de nuevo, es ver a mi hijo recién nacido una vez más y la verdad es que uno no encuentra palabras para hablar de esto. Ellos son una bella pareja, ahora la familia crece y eso es una obra de Dios”, dice.

Arelis, por igual, se une a Horford y a Amelia en una escuela de iniciación que en la mayoría de los casos es especial. “Ellos ahora comienzan el proceso de aprendizaje como padres y yo como abuela. Será interesante para todos y la verdad es que seré muy feliz con mi nieto, Dios mediante”, dice Reynoso, dejando escapar una sonrisa.

Publicidad