Por Airam Toribio Fotos Casa de Moda Jenny Polanco

 

Publicidad

Increíble. Dos años han pasado desde que la moda dominicana perdió a una de sus grandes diseñadoras: Jenny Polanco. Y aunque físicamente ya no está con nosotros, su legado creativo sigue vivo en el ADN de la marca. ¿Qué ha cambiado en estos dos años? En una conversación con su hija y directora de la marca, Carla Quiñones, de entrada supimos que estos años han sido cruciales para la sostenibilidad y crecimiento de la marca.

 

“Volver a la esencia nos ha enseñado mucho. Vivimos un proceso de reconocimiento y revaloración de 42 años de trayectoria ejemplar. Honrar y asumir el legado es más que dirigir el crecimiento de una empresa, es tomar decisiones con corazón y visión, es construir equipo, entrenar futuras generaciones; es ser suficientemente flexible para cambiar y adaptarse a todo lo que la vida nos trae sin perder el norte”, nos dijo.

 

 

Publicidad

Definitivamente el norte no lo han perdido. Jenny estaría orgullosa. Su adorados lino y ámbar siguen vivos, expuestos en diseños modernos pero siempre exquisitos. Y aunque sí ha habido cambios, estos han sido sostenidos bajo la misma filosofía que siempre manejó la diseñadora: crear moda, aplaudir el arte y ayudar a otros a crecer.

 

¿Qué otras transformaciones ha manejado la casa de moda dominicana? Te las desglosamos en 6 puntos.

 

  1. La marca ahora es la Casa de Moda Jenny Polanco. “Como toda empresa familiar que pasa de una generación a otra, nos vimos en la necesidad de crear una estructura administrativa y operativa más sólida, que nos permita seguir expandiendo sin perder de vista que lo más valioso que nos dejó mi madre fue su equipo y una cultura de trabajo ejemplar”, nos contó Carla.

 

“Mi rol cambió mucho. Yo soy la directora general desde el 2018 pero la jefa era ella. Tuve que poner a un lado mi duelo y levantar mi equipo, construir confianza y buscar asesorías en las diferentes áreas. Lloramos juntos, nos reímos juntos y crecemos juntos”

 

Publicidad

 

  1. La dirección creativa recayó bajo el liderazgo de Carolina Socías. “Fue la última persona que mi madre entrenó. Tiene 10 años con nosotros dando el 300% en todo. Junto a Carolina estamos consolidando diferentes áreas de diseño y entrenando a nuevos talentos para expandir la marca y sus renglones.

    Se creó la Fundación Jenny Polanco por las Artes.

  2. A través de la Fundación Jenny Polanco por las Artes dan continuidad a todo el trabajo realizado por Jenny junto a artesanos, artistas y diseñadores de moda mediante un esquema colaborativo de alianzas estratégicas.

    Cierres y aperturas

     

  1. Debido a la pandemia cerraron su boutique de Bella Vista Mall. Sin embargo, en verano pasado ingresaron al Hotel Secret Cap Cana y en Punta Cana Village; y en diciembre 2021 abrieron en Taino Bay Puerto Plata.

https://www.instagram.com/p/CTsbZwylwfp/

 

  1. Idearon una alianza institucional de la Fundación Jenny Polanco por las Artes con el Voluntariado de Banreservas. A través de esta alianza, sostienen un programa de pasantía en producción de moda para tres beneficiarios de la red de colaboradores de dicha institución. “En enero iniciaron dos chicas y ahora en abril entra la tercera pasante, quienes completaran un ciclo de un año en nuestro atelier aprendiendo de todos los procesos de la industria de la moda”.

 

“Mi madre creó más que moda, creó un estilo de vida que identifica a la mujer dominicana. Una identidad cultural en la moda y abrió caminos para que muchos sigan creciendo con la moda local”

 

  1. Para finales del año pasado, bajo su división Jenny Polanco Casa, lanzaron su primera apuesta de velas aromáticas, denominada “Lino del Sol”, a base de sándalo y violeta, y cera 100% vegetal.