* ¿Estás lista?

Es la primera pregunta que debes hacerte antes de salir con un hombre. Quizá saliste de una relación tortuosa o de una que pensabas duraría para siempre; o de repente tu actual enfoque sea tu trabajo o dedicar más tiempo a tus hijos o familia. María José Bosch plantea en su libro Soy single, ¿y qué?, que cada vez se reciben más pacientes en consulta, entre 35 y 55 años, que no tienen pareja, y en muchos casos estas personas lo que están realmente es huyéndole al compromiso, “a perder la libertad, a fracasar en el intento, a las obligaciones, a mostrar los sentimientos…”. 

Publicidad

 

* Mantén la calma

“El peor error que puede cometer una chica en una cita es verse muy desesperada por entrar a una relación”, declara tajantemente Roxanna González, psicóloga clínica y terapeuta de pareja y familiar de Terapia Boutique.

¿Cómo muestras tu ansiedad? Haciendo planes a futuro inmediatamente o si lo  buscas insistentemente después de la primera cita. Date el tiempo de conocer a la persona que tienes en frente. “Por más atributos que tengas, si tu conducta fue de desesperación, eso será lo que quede en la mente de él”, puntualiza la experta.

 

* Muéstrate tal cual eres

Publicidad

Cero poses o querer ser como tu amiga Laura porque su actitud le funcionó para atrapar a su actual pareja. También está prohibido montarte en el espíritu de tu personaje favorito de la serie Friends, porque entiendes que le pudiera parecer gracioso. “Si la relación continúa sobre la marcha, él se dará cuenta de que no eres así y entenderá que le vendiste una idea que no es cierta”, afirma González.

 

* Cambia la rutina

De acuerdo a un estudio de la Universidad de Chicago, las personas tienen el doble de posibilidad de encontrar pareja a través de los amigos, que en un bar. Así que si pensabas que ir de bar en bar te haría conocer al chico de tu sueños, piensa de nuevo. Si esto aún no te convence, datos del portal de estadísticas Statistic Brain revelan que sólo el 9% de las mujeres encuentra el amor en un bar. Ahora bien, esto no significa que dejarás de ir a una noche de chicas o copas entre amigos, pero sí que es tiempo de transformar tu rutina: almuerza en un sitio distinto, lee un libro en un café una tarde o apúntate en una clase nueva.

 

* Conoce lo que quieres

La mayoría de las malas decisiones al lanzarse a los dates se dan cuando no sabemos lo que queremos. Enlista las cualidades y atributos que te gustaría encontrar en tu pareja ideal. Sin restricciones. Sé realista, aunque todas queremos a Brad Pitt, él ya está fuera del mercado, y para muchas, es además inaccesible.

Publicidad

 

* Estudia las fechas

Si quieres que las citas con ese chico especial perduren por siempre, llévate de los meses del año. Un estudio de Facebook llevado a cabo por el conferecista TED, David McCandless, reveló que los picos en los rompimientos se dan en primavera y antes de la Navidad. El menor reporte de rompimientos se da entre finales de julio y principios de octubre. Buenas fechas para iniciar el dating y ver si la relación con tu prospecto puede funcionar.

 

* No pienses que cambiará

Que levante la mano la que se ha sentado con un chico, y mientras él habla, está pensando en las cosas que quisiera cambiarle (el look, los gestos, las preferencias, su historial de chico malo…). “Muchas piensan que el poder mágico del amor creará un nuevo hombre ante sus propios ojos, pero lo que suele pasar es que su nueva pareja simplemente reproduce sus malos hábitos en la nueva relación, aunque no necesariamente aparezcan en los primeros meses, en los cuales se vive un amor romántico”, puntualizan Allan y Barbara Pea en su libro Por qué los hombres quieren sexo y las mujeres necesitan amor.

 

* Diviértete

¿Para qué salir si no estás dispuesta a pasar un buen rato? Para eso son las citas. “No busques la perfección en todo. Enfoca cada cita como una relación divertida a largo plazo que podría funcionar o fracasar a largo plazo”, Allan y Barbara Pease.

 

* Espera a la tercera salida

¿Cuándo llevarlo a conocer tu casa? Los expertos recomiendan que lo hagas a partir de su tercer encuentro, así tendrás mayor conocimiento sobre la persona con la que estás saliendo. No querrás huir de tu propia casa.

 

* ¿Cuándo tener intimidad?

Eso dependerá de cada quien, es decir, es una decisión personal. Sin embargo, González afirma que la intimidad debe venir cuando estés segura de la persona y las consecuencias de esa decisión. “Cuando aparece alguien que vale  la  pena y lo haces esperar, algo les dice que esa chica vale la pena”, explica.

De todas formas, la especialista recomienda no llegar a la parte íntima en la primera cita. Algo en lo que coincide la editora de temas femeninos del Daily Mirror, Carolina Jones, en su Guía para mujeres desesperadas: “Después de una primera cita con sexo nada será igual. Si se vuelven a ver, nunca se llegarán a conocer, pues habrán saltado varios pasos”.

 

* Una segunda oportunidad

Si él no se comportó como un patán, entonces pondera en darle una segunda oportunidad, aunque pienses que el no sea tu tipo porque no es muy conversador o porque se puso torpe; quizá estaba nervioso. Cerca del 40% de los hombres no se sienten confiados cuando salen con una mujer por primera vez, expone la conejita de Playboy Victoria Zdrock en su libro DR Z on Scoring: How to Pick Up, Seduce, and Hook Up With Hot Women (DR Z en anotaciones: cómo conseguir, seducir y enganchar con mujeres calientes).

En caso de que seas tú la que quieras ese second chance, entonces dale una razón para que él quiera invitarte a salir nuevamente. “No le des todo en la primera cita, déjalo con deseos. Interésate por él. Busca cuáles son sus sueños, sus amigos, qué lo hace despertarse cada mañana, si tiene algún hobbie”, dice la terapeuta de pareja Roxana González.

 

*Actitud positiva

Uno de los mayores “baja nota” es la negatividad. Manis Spindel, autor de How to Date Men: Dating Secrets from Americas Top Matchmaker (¿Cómo salir con chicos: consejos para citas de los principales casamenteros de América), expone que a  los prospectos les es difícil alejarse de personas  felices y positivas. Así que en  las citas siempre deja el pesimismo en casa. Esa actitud positiva podría lograr que él se quede para siempre. 


* Investígalo

Nada tiene de malo buscar quién es él en internet. Yo le hecho. ¡Gracias a Dios por Google y las redes sociales! Tengo una amiga que supo que su prospecto había tenido problemas con la ley porque decidió “googlearlo”. Por supuesto, descartó inmediatamente la posibilidad de un date. ¿No tiene redes sociales? ¡Puede ser un signo de alerta!, aunque no siempre. “Hay casos de personas que no les gustan las redes sociales, otros pueden padecer algún trastorno paranoico de personalidad, por lo que no les agrada que otros sepan de su vida. Ahora, si es alguien que entiendes maneja y se desenvuelve a nivel tecnológico, entonces sí podría estar ocultando algo”, expresa González. 

 

* Ojo con lo que vistes

Tops con mucho escote o vestidos extra cortos le dirán que quieres irte directo a la cama, o él podría terminar interesándose por las razones equivocadas. Si quieres enseñar un poco de piel, intenta llevando una falda con una abertura lateral, o un ligero escote en la espalda. Así le darás algo en qué pensar mientras te ve caminar hacia el baño. Otra opción es subirte en unos tacones stiletto. El contorno que le proporcionan a tu pantorrilla acelerará su corazón.

 

* Salir con varios a la vez

No está prohibido, pero puede ser peligroso. “Cuando se involucran sentimientos es importante dedicarte a una persona para saber si esa relación tiene futuro”. Sí puedes tener amigos y salir con ellos, sin que haya mayor intimidad que la de disfrutar una conversación, sin besos, o sin pensar terminar en la cama. Deja las reglas de sus salidas claras. Si sientes que pudieran llegar a ser algo más, entonces es momento de que le plantees la posibilidad de que sus citas sean exclusivas con el posible fin de tener una relación.

 

* Sé sincera contigo  

Admitámoslo chicas, luego de varias veces de salir con un hombre ya sabemos si nos visualizamos a largo plazo con él o no. A pesar de ello, creemos que mágicamente podremos sentir algo diferente con el paso de los días. “A la segunda o tercera cita sabrás si estás interesada en un tipo. Si no te emociona la idea de verle de nuevo, sé valiente y di “No”, expresa Caroline Jones. 

 

Reglas de nuestras abuelas que aún funcionan

1 No aceptes ninguna cita a último minuto. Dile que ya tienes otros planes. Déjale saber que tenías tu vida antes de que él llegara.

2 Después de la cuarta cita.  Puedes mostrar algo más de ti, hablarle de lo que piensas, sin exagerar. No reveles mucho, óyelo, míralo a los ojos. Y que él hable. Esto te permitirá saber si es lo que buscas.

3 Deja de salir con él si no te hace un regalo romántico el día de tu cumpleaños o el día de San Valentín, aunque sea una carta manuscrita. No es lo que vale el regalo, sino la importancia que te da entre sus prioridades.

4 No aceptes más que uno o que otro beso en la primera cita.

5 No te apresures a tener sexo. Deberás haber cumplido un mínimo de 60 horas de conversación con él antes de ir a la cama. Recuerda que eres distinta a la gran mayoría.

6 No salgas con un hombre casado. Es desmoralizante. Además, existen demasiados peces en el mar (solteros, divorciados, en proceso de o viudos). El hombre es un ser de hábitos. No le gustan los cambios ni perder dinero, y una ex + hijos, significa dinero que él tendrá que producir y que no va a gozar. Prefieren vivir años y años en una situación con la que no están conformes, a cambiar. Entonces, ¿te arriesgarás a ser una estadística mas?

Kirssy Lorenzo, MGM

Coach internacional certificada

@kirssyl