Preguntas incómodas que debes hacerle a tu pareja. Un tema díficil pero necesario de abordar.

Por: Soranyi Campana

Publicidad

La comunicación en doble vía es esencial para que una relación sentimental funcione, pero para ello ha de fluir con libertad. Sin embargo, hemos de reconocer que, a veces, hay algunos temas que suelen ser sensibles y hasta vetados, que nos privamos de tocar, pero que son necesarios abordar.

Las preguntas incómodas que podemos hacer a nuestra pareja son infinitas, y van a depender de múltiples factores, realidades y etapas de la relación. No obstante, y después de un arduo esfuerzo de deliberación, aquí te traemos este listado.

Empecemos con las preguntas incómodas que debes hacerle a tu pareja.

10 preguntas incómodas que debes hacerle a tu pareja

1. ¿Tienes deudas?

El buen manejo de las finanzas en una relación es uno de los pilares para su éxito. De hecho, según una investigación realizada en la revista Journal of Family and Economic Issues, las discusiones por dinero en una pareja causan más separaciones que la infidelidad, las tareas del hogar o incluso temas sexuales.

Uno de los principales motivos de estas discusiones financieras se debe a las deudas, especialmente si son asumidas sin el conocimiento del otro miembro de la relación. Algunos expertos y asesores financieros las catalogan como “infidelidades financieras”, si éstas se realizan a escondidas y en detrimento del patrimonio de ambos.

Antes de formalizar una relación con una persona es bueno conocer su salud económica. Esto lleva a otra pregunta que también resulta incómoda, pero que está íntimamente relacionada con el tema de las deudas:

Publicidad

¿Cuánto ganas?

Esta información, más allá de parecer frívola o interesada tiene como objetivo deducir si tu pareja es propensa a gastar y endeudarse más de lo que devenga. 

2. ¿Qué harías si tuviésemos un embarazo no planificado?

preguntas incómodas que debes hacerle a tu pareja

Un embarazo no planeado puede aparecer en cualquier etapa de una relación, incluso en aquellas maduras y longevas. Cuando este hecho ocurre en matrimonios establecidos y con hijos, generalmente suelen encarar esta nueva oportunidad de vida y “tiran pa’ lante juntos”, pero no siempre sucede así. A veces, un embarazo no planificado puede ser el motivo de fricciones y rupturas. En el otro escenario, cuando el embarazo ocurre al principio de la relación y/o noviazgo es importante saber si tu pareja te acompañaría en este viaje.

3. ¿En tu familia hay enfermedades hereditarias?

Esta es una de las preguntas más difíciles de hacer, pero a la vez de las más importantes, especialmente si deseas tener hijos con tu pareja. Las enfermedades hereditarias se transmiten a los hijos a través del ADN. Muchas de estas patologías no se manifiestan en los progenitores, porque son portadores asintomáticos, y por eso no saben que la poseen.

Según la página Top Doctor, existen dos principales reglas de transmisión generacionales: monogenéticas y multifactoriales, estás ultimas se producen por la combinación de factores genéticos y ambientales como la diabetes y la hipertensión. En el caso de las monogenéticas se produce por la alteración de un solo gen, como es el caso de la fibrosis quística.

4. ¿Eres monógamo o prefieres las relaciones abiertas?

preguntas incómodas que debes hacerle a tu pareja

En las relaciones abiertas la monogamia no existe. Quienes la practican consideran que la plenitud amorosa no radica en una pareja. Por eso, con el consentimiento mutuo, se vinculan íntimamente con otras personas. Gracias a esto sus miembros no lo consideran como una infidelidad, ya que la pareja está en pleno conocimiento de lo que sucede.

Aunque en República Dominicana el tema de las infidelidades amorosas, especialmente de parte de los hombres, es asumido por muchos como algo casi intrínseco y natural. Probablemente, preguntarle a tu pareja si es monógamo o si aceptaría una relación abierta, le resulte un poco incómodo. No obstante, es importante ahondar en este tema desde un principio, para saber a qué atenerse.

Publicidad

5. ¿Por qué terminó tu última relación?

Este tema suele resultar delicado, pues conlleva retrotraer a la mente de tu pareja los motivos que pusieron fin a su última relación sentimental.

Esta información, más allá de reabrir una herida –porque todas las rupturas son dolorosas– te podrá servir para extraer insumos que podrías usar para afianzar tu vínculo; o, por el contrario, puede ser una señal de alerta ante la repetición de posibles patrones que, quizás, pasabas por alto.

6. ¿Qué opinas del empoderamiento femenino?

El empoderamiento femenino no es más que el proceso que permite el incremento de la participación de las mujeres en todos los aspectos de su vida personal y social. Pero, por desconocimiento o mal enfoque, muchos hombres piensan que ser una mujer empoderada es sinónimo de altivez o arrogancia femenina y, por ello, tienen cierta resistencia al tema. Si es tu caso, es la oportunidad para que le expliques a tu compañero que, si te sientes realizada, ambos serán felices.

Según el blog de Oxfam Intermon, el empoderamiento femenino no favorece solo a las mujeres, sino que enriquece a toda la sociedad. De hecho, aunque es un tema que tiene como ente principal a la mujer, el papel del hombre es fundamental para que los cambios sociales se manifiesten.

7.  ¿Tienes alguna adicción?

Si ante esta pregunta tu pareja se sincera, se torna romántico y te responde “Soy adicto a ti”:

¡No te ilusiones mucho!

Puede que esta confesión, más que un gesto de amor, sea una señal de dependencia extrema. Bien reza el refrán popular de que todo en exceso hace daño. Es mejor que tengas bien claro cuáles son las inclinaciones adictivas a las que pueda estar expuesta tu pareja, por inofensiva que parezca.

La página web del Hospital Clínico de Barcelona define a las adicciones como el trastorno que genera cambios en los circuitos del cerebro que provocan que la persona consuma de forma compulsiva, a pesar de las consecuencias negativas físicas, psicológicas y sociales. Las principales adicciones están vinculadas a las drogas y el alcohol, pero hay otras como el juego o, incluso el sexo, que también son de mucho cuidado y se ha de estar atentas.

8. ¿Cuáles quehaceres del hogar te desagrada realizar?

En la sociedad actual, en la que la mujer asume un rol cada vez más protagónico en la dinámica laboral, el tema de la igualdad de género se ha de llevar a todos los campos, empezando por el hogar. Las tareas de la casa son responsabilidad de los dos y eso es importante establecerlo desde el principio.

Según un estudio realizado en 29 países occidentales por la Universidad de Chicago, la igualdad de género favorece las relaciones sexuales. Si esto lo llevamos al hogar, podríamos decir que cuando las responsabilidades de la casa se comparten se da paso a una relación de igualdad, que generará un buen clima en todos los aspectos, especialmente en la cama.

9. ¿Tienes antecedentes penales?

Esta es una pregunta atípica, pero muy necesaria. Saber si tu pareja ha tenido deudas con la justicia, y en caso afirmativo, conocer los motivos que le llevaron a ello, así como el tipo y grado del delito (mayor o menor), es necesario para la toma de decisiones en cuanto a la continuidad de la relación. Ciertamente, los antecedentes penales son una mancha indeleble en la historia de vida de una persona, pero no necesariamente tienen que determinar su presente y futuro.

En muchos individuos, las consecuencias negativas de sus acciones los han llevado al arrepentimiento y a su regeneración, pero en otros no ha ocurrido lo mismo. He ahí el dilema y la complejidad del asunto. De ti depende tomar la decisión de si estás dispuesta, o no, a asumirlo con su pasado, e iniciar un nuevo presente y futuro juntos. Pero antes, te recomendamos que te informes bien acerca del estado de su regeneración.

10. ¿Te sientes complacido sexualmente conmigo?

El buen sexo es fundamental en una relación de pareja. Es su columna vertebral. Por eso se ha de estar alertas para que el deseo y el placer entre sábanas se mantenga vivo. Según un estudio realizado por la Universidad de Bonn en Alemania, las parejas que disfrutan juntos del sexo frecuente fomentan el afecto y la afectividad gracias a la oxitocina, que es la hormona que se genera con la excitación y el orgasmo.

Hablar con tu pareja sobre si se siente complacido sexualmente contigo es una pregunta válida en varias etapas de la relación. Al principio, cuando están en el proceso de descubrimiento mutuo, hablar de este tema les permitirá ahondar en las cosas que les hacen vibrar a ambos, o las que les incomoda, para ir ajustándolas con la práctica. Pero también, cuando la relación madura y se advierte que la pasión y los encuentros sexuales han mermado, es un momento idóneo para cuestionar de manera abierta a tu pareja sobre el asunto.

Estas fueran las 10 preguntas incómodas que debes hacerle a tu pareja para reforzar su relación, o por otro lado, terminarla.

Para leer este artículo y más de esta edición, entra aquí.