Una mochila, miles de aventura. María Isabel, creadora de contenido sobre viajes y turismo nos ha llevado a cada una de sus recorridos alrededor del mundo, incluyendo paradisíacas esquinas de nuestro país, República Dominicana.

Publicidad

Su contenido demuestra que hay muchas maravillas por descubrir. Su manera práctica de empacar, es sin duda uno de los mayores retos a los que muchos nos enfrentamos y el extra que comprueba: se puede ver lo mejor del mundo con ligereza.

Mochilera, como muchos la conocemos forma parte de la edición de agosto donde retratamos a LAS VIAJERAS en portada, mujeres que con su sello nos inspiran a conocer el mundo.

Mochilera por el Mundo responde…

Eres periodista y comunicadora, ¿de dónde y por qué nace tu amor por los viajes?

Estudié Comunicación Social e hice dos maestrías, una en Periodismo Digital y otra en Periodismo de TV, a esto agregarle cursos, conferencias y talleres enfocados en el área de la comunicación, para de esta forma estar lo más preparada posible para cualquier proyecto que decidiera iniciar. 

Publicidad

Viajar es parte de mi proyecto de vida. Recuerdo que siempre anhelaba hacerlo con frecuencia, pero no tenía pasaporte, ni visados, así que disfrutaba ver a mi abuela irse a new York y regresar con detalles de sus experiencias. 

A través de los viajes crecemos en todas las áreas de nuestras vidas: emocional, financiera, cultural, profesional, laboral, etc.

¿Qué te ha permitido el viajar (además de conocer otras culturas), que no ha hecho tu carrera universitaria?

A ser más empática con el resto del mundo, a entender que mi realidad no precisamente es la de alguien más. También me ha permitido practicar el respeto y valorar todo lo que tengo a mi alrededor. 

Los viajes han sido mi mayor escuela, donde me he desesperado, perdido la paciencia, donde me he perdido y vuelto a encontrar, donde he tenido que ser fuerte y darme cuenta de todo lo que soy capaz de hacer.

¿Alguna vez te cansas de viajar?

¡Claro! Y en mi caso más, porque viajo para crear contenidos sobre viajes y turismo, y no para vacacionar. Cada experiencia trae sus pro y contra. Al final lo que debemos es identificar las señales y en base a eso accionar y buscar el equilibrio.

Publicidad

Tres consejos rápidos para viajar con mochila por el munso:

1. Empacar con lo que realmente necesitas, eso se logra identificando cuáles elementos son prioridad en tu vida. Créeme que así se les hará más fácil empacar.

2. Identificar una mochila que se adapte al tipo de recorrido que quieres hacer. De esta forma podrás evitarte malos ratos y complicaciones al momento de cargar con ella. 

3. Viajar con mochila tiene sus pro y contra, para mí son más los pro y aquí te comparto algunos: ahorrarte dinero en el uso de equipaje, evitar perder tiempo para facturar y también salir del aeropuerto, etc.

Mochilera por el Mundo

Tu destino favorito del mundo hasta ahora y por qué

Suena cliché, pero mi lugar favorito en el mundo es República Dominicana. Amo cada una de las experiencias que vivo en mi país, y mostrarlo al mundo me llena de satisfacción.

Poniendo a un lado mi ciudad natal, podría decir que los países del Sudeste asiático, específicamente Vietnam, Malasia, Singapur, Tailandia e Indonesia. Conocerlos fue una experiencia de dos meses retadores, donde puedo decir que me gradué como Mochilera por el Mundo, ya que estaba a más de 18.000 km de casa y con tradiciones y culturas totalmente diferentes a las mías.

Tu spot favorito de RD

De montaña: Constanza y sus paisajes tan reales y espectaculares. Es increíble llegar allí, levantarse con los campesinos y ver cómo trabajan la tierra. ¡Me encanta!

De río: Mi spot favorito está en Río Partido, en Salcedo. Cada vez que voy solo repito un ¡WOW!, y recuerdo lo rico que somos al tener lugares tan asombrosos en la isla. 

De playas: Me encantan las playas de Samaná, la combinación perfecta de paisajes montañosos y playas vírgenes.

Algo que la gente no vea o sepa de ti a través de las redes sociales

Que he tenido que aprender a ser extrovertida y es algo que le agradezco a mi proyecto, ya que antes prefería pasar desapercibida y no interactuar tanto con los demás. 

También, algo que poco a poco he ido compartiendo en mis plataformas digitales, es mi realidad con la que he tenido que vivir por más de 20 años, la de ser diagnosticada con endometriosis y aprender a vivir con el dolor, y no cualquier dolor, ese que a veces llega sin avisar e interrumpe mis viajes.

Lo que nunca harías antes de tomar un avión.

¡Nunca se me ha ocurrido! Pero creo que algo que no haría es beber alcohol, creo que no sabría cómo manejar esa situación (risas).