La serie comenzó cuando esta fotógrafa y madre de dos niñas decidió hacer unas fotos sobre la infancia con sus hijas como protagonistas.  Lo que debería haber sido un simple y bonito álbum de recuerdos familiares acabó transformado en una serie que rompe con los estereotipos o clichés que acostumbran a señalar ese binomio formado por infancia e imagen.

La intención de Strong is the pretty es muy clara: “Lo que yo quería mostrar era la belleza, la singularidad y la fuerza de mis hijas y sus amigas, como son realmente, con sus cabellos desordenados, sus caras sucias, mostrándose enfadadas o felices. Eso es lo que he pretendido capturar con la cámara”.

Publicidad

Las fotografías en blanco y negro de Kate Parker donde se puede ver a las niñas jugando al fútbol o patinando, saltando bajo la lluvia o bañando al perro; han sido celebradas en las redes sociales, blogs y múltiples webs.

Más de sus fotografías de Kate Parker Photopgraphy