¿A qué se debe que en República Dominicana todavía predomine el machismo?

El machismo responde a una ideología patriarcal imperante de hace siglos. Cambiarla toma tanto tiempo como los siglos que ha prevalecido. Superar el machismo implica modificar las actitudes y las creencias que inciden en el pensamiento y el comportamiento de hombres y mujeres. Muchas de ellas promueven la hostilidad, discriminación y desvalorización hacia ellas.

Publicidad

¿Es posible empoderar a la mujer en medio del machismo?

Sí, es posible, si  la mujer  reconoce qué implica el empoderamiento y qué es el machismo, y cómo su rol ha sido subordinado y discriminado, de manera que ella puede asumirlo de una forma distinta. Reconocer la desigualdad es fundamental para empoderarse.

La generación más joven ha crecido en una sociedad en la que muchos derechos han sido adquiridos, ya lo han ganado gracias a las generaciones pasadas. Ahora les toca sobrepasar las brechas de la desigualdad imperantes.

Una mujer maltratada que decide tomar acción y buscar ayuda, ¿está empoderada?

Es un buen inicio. Identificar quién le puede ayudar, movilizarse, atreverse a ver el problema, tratar de superarlo y superar su malestar emocional, y buscar su autorrealización, son indicadores de empoderamiento. No teme buscar ayuda y quebrantar los estereotipos, la subordinación y la no aceptación de la victimización que impone la violencia.

¿Integra el Pacam las charlas de empoderamiento su sistema? ¿O realmente es más conveniente en estos casos ir paso por paso?

Publicidad

Las charlas constituyen una herramienta para que las mujeres identifiquen si están siendo violentadas, sus implicaciones y el daño que produce. Además de conocer el tipo de maltratador con el que conviven. Reconocer si está siendo violentada y que sufre a consecuencia del maltrato o violencia, se constituye en una puerta de entrada hacia la psicoterapia o grupo de apoyo.

Una charla no es suficiente para conocer a profundidad el ciclo de la violencia y sus implicaciones, superar la victimización y, mucho menos, superar el trastorno de estrés postraumáutico, la ansiedad generalizada y la depresión. Y si hablamos de autoestima mucho menos, ya que ésta demanda un cambio en la autopercepción, autovaloración y autoaceptación. Convivir con un agresor puede afectar la percepción y valoración que la mujer tiene de sí misma.

¿Qué tiene que cambiar en RD para que podamos alcanzar este objetivo?

El cambio ocurrirá cuando a través de políticas públicas se encaminen: el respeto a los Derechos Humanos de las Mujeres, la inclusión a puestos directivos, tanto públicos como privados en igualdad de condiciones, la inserción en la mujer en la política y que todas tengan acceso a la salud y la educación. Y por encima de todo, que la violencia contra la mujer se deje de legitimar y que los agresores sigan quedando impunes.

 

Temas relacionados:

* Símbolos contra la violencia

Publicidad

* Violencia de género en España

* Ellos se motivaron