Según la revista Forbes, Michelle Phan es la videobloguera más influyente y rica de Internet (si estáis pensando en Bethany Motafue justamente ella quién la descubrió). Lo que empezó hace casi una década como un canal de Youtube en el que colgaba vídeos con consejos y tutoriales de belleza, se ha convertido en una marca con un volumen de negocio multimillonario, cuya cifra se estima en más de 113 millones de euros.

Así, Michelle, de origen vietnamita, que llegó a Estados Unidos a los 14 años junto a sus padres y 10 hermanos huyendo de la delicada situación de su país, ha pasado de maquilladora autodidacta a la que no le daban trabajo en ningún corner de belleza, a que sus vídeos vistos se cuenten por millones y su comunidad de seguidores en las redes sociales sume más de siete millones. «Al principio yo me encargaba de todo, compraba, los productos, disponía el set y hacía todo el trabajo de postproducción» nos cuenta Michelle vía mail recién llegada de Asia. De ahí, no solamente a ser fichada como maquilladora oficial de la misma firma que la rechazó años antes como vendedora, a tener su propia línea de cosmética, un servicio de consultoría personalizado con un millón de suscriptores, y lanzar una red de medios cuyos contenidos podrían desembarcar próximamente en la televisión de la mano de la productora holandesa Endemol, responsable de formatos tan populares como Gran Hermano.

Publicidad

Además, Phan acaba de volver de Japón (allí como en Corea, su canal de Youtube sigue siendo número uno), adonde ha viajado invitada por Michelle Obama para ayudar a la primera dama a difundir su nuevo proyecto educativo. Una imparable trayectoria que queda reflejada en su recién estrenado primer libro: «Maquillaje: tu guía de belleza y estilo para el éxito» (Roca Editorial Libros). 

Lee la historia completa en El País