Una mujer sin barreras que ha conquistado mercados internacionales colocando el nombre de nuestro país en alto en distintos escenarios, Marta González, quien es parte fundamental de la historia de “Flow Calle”, nos cuenta sobre sus logros fuera del país y como se siente de volver a trabajar en el suyo.

Hace poco nos enteramos de que tendrás un papel en la serie norteamericana para la cadena CW, Dynasty… cuéntanos de cómo se dio esta oportunidad y qué podemos esperar de este personaje.

Publicidad

La dinámica de los castings ha cambiado bastante con la llegada de la pandemia, en el pasado eran filas, horas de esperas, call backs y pruebas de estudios. Ahora, la vida se ha facilitado para los actores, ahora puedo realizar mayor cantidad de castings desde casa, estoy menos nerviosa y la presión disminuye. Justamente, a principios de año, el tres o cuatro de enero recibí un correo de mi agente donde decía que me estaban haciendo una oferta para ir a Atlanta a trabajar en Dynasty.

Mi participación fue algo muy sencillo, estoy en dos episodios, soy una de las personas que está en la casa de los Carringtons, con Alexis y su hijo mayor. El personaje es latino y tiene un status en la alta sociedad.

 

Para mí, esa pequeña participación es muy grande, son muchos filtros, muchas puertas que se han tocado, había hecho películas, telenovelas pero nunca había estado en serie americana.

 

Tenías 10 años sin trabajar en el cine dominicano, llegas a la isla para rodar en “Flow Calle” interpretando a Mabel, ¿Quién es ella y cómo ha sido la experiencia de llevar a cabo este personaje?

Publicidad

Mabel es una persona directa, no tiene pelos en la lengua, quiere escalar y llegar muy rápido a su objetivo, cueste lo que cueste. Su meta es tener una vida fácil, no trabajar, burlarse de sus amigas y se lleva mejor con los hombres que con las mujeres. Lamentablemente este tipo de casos existen en la sociedad, y muchas veces se les aplaude y se les paga, sin ánimos de juzgar, hay personas que están ganando mucho dinero en redes sociales haciendo relativamente nada. Sin embargo, otras personas prefieren estudiar, tocar puestas y ganarse su puesto, Mabel no está en eso.

Sin duda, este ha sido el personaje más contrario a mí que he tenido que interpretar. Ha sido muy divertido y todo un reto, he buscado figuras dominicanas en redes sociales para captar los ademanes, la forma de hablar y de moverse, de las cuales no sé si en la vida real son como se muestran, a veces es un personaje que crean, les funciona y les da dinero, he aprendido un montón de ellas.

Entre ellas puedo mencionar a “La mami Jordan” y la cantante “La Perversa”, admiro su honestidad, no tienen pelos en la lengua y eso me encanta. Muchas veces tratamos de maquillar las cosas y no sabemos decir “no”, y esa forma tan directa de expresarse y de ser, lo he aprendido de Mabel también.

 

Mabel – Flow Calle

Has trabajado fuera del país durante un largo tiempo, en producciones latinoamericanas y americanas, ¿En algún momento de tu trayectoria has sentido alguna traba por el hecho de ser mujer?

Como presentadora y actriz no he visto trabas por ser mujer, lo que si he visto en industrias como la de México o Miami, el hecho de no tener un acento neutralizado puede presentar dificultad y se te puede negar una oportunidad.

Me conllevó tiempo, pero pude neutralizar mi acento, estudié mucho, me preparé para hablar más pausado y escuchar, como cultura dominicana tendemos a hablar muy rápido y por encima de otra persona, realmente aprendes cuando callas y escuchas. Agradezco mucho esas trabas hoy en día.

Publicidad

 

 Tras un largo tiempo sin trabajar en cine dominicano ¿Cómo has visto su evolución?

Alguien me dijo: “En Rep. Dom. se pasa mucho trabajo”, y yo no he pasado ningún trabajo. Tenía 10 años sin hacer cine en mi país y honestamente Flow Calle como producción, Caribbean Films como su productora y Frank Perozo como director no tienen nada que envidiarle a un proyecto extranjero. Son un equipo muy organizado en su manera de trabajar, el día anterior nos envían las pautas de lo que se estará grabando. Todo ha sido muy puntual y ojalá todas las producciones sean así. Me llevo una grata experiencia, estoy súper contenta.

 Si este es el cine que estamos haciendo en República Dominicana, hay que venir a hacer cine en la isla por la calidad que tenemos como industria, los profesionales dentro del área técnica y demás, aquí la gente sabe lo que hace.

 

 A lo largo de tu carrera te hemos visto en distintas facetas, ¿cuál es tu favorita?

De sentirme cómoda y sentir que he nacido para hacerlo, me gusta mucho la comunicación, ser presentado. Pero, algo que descubrí, me apasiona y quiero seguir persiguiendo es la actuación. Mis esfuerzos están concentrados en adentrarme al mercado anglosajón, el año pasado en plena pandemia busqué otro agente y me preparé a nivel técnico para poder hacer yo misma los castings desde caso. Realicé castings para Ozark y Stranger Things, lo digo abiertamente, ya que aunque no me los gané fueron un gran paso para mí.

 Se me ha dado lo que me ha tocado, y seguiré tocando puertas hasta que se me sigan abriendo.

 

En una nota más personal, ¿qué es lo que más extrañas de tu vida en República Dominicana?

Sin lugar a dudas, lo que mas extraño es poder estar cerca de mi familia físicamente.