Natalie Cole fue recordada como una amiga leal, “la mejor y más mandona hermana”, y como una digna sucesora de su famoso padre, durante un alegre funeral lleno de música que puso de relieve su fe bautista.El servicio, de dos horas con 50 minutos de duración, en la West Angeles Church of God in Christ, estuvo colmado de afectos por la hija de Nat King Cole, quien se labró su propio legado con premios Grammy durante una carrera de 40 años.

Natalie Cole fue conocida por su mezcla sin esfuerzo alguno entre los géneros musicales de R&B, pop y jazz, con éxitos como “This Will Be (An Everlasting Love)”, “Inseparable” y “Our Love”. 

“Mi hermana fue una guerrera en el mejor sentido de la palabra”, dijo Casey Cole Hooker. “Al final su cuerpo simplemente comenzó a rendirse y se detuvo. Ella había aceptado desde hace mucho tiempo lo que venía y trató de que nos sintiéramos bien”. El mellizo de Cole Hooker, Timolin Cole Augustus, leyó una carta de condolencias del presidente Barack Obama dirigida al hijo de la cantante: Robert Yancy, de 38 años.

Publicidad

Entre los cientos de dolientes estuvieron los cantantes Chaka Khan, Gladys Knight, Lionel Richie, Smokey Robinson y Stevie Wonder, junto con David Foster, frecuente productor de Cole, la actriz Angela Bassett y el pastor Jesse Jackson, quien no habló en el servicio. Se esperaba que Khan cantara en la ceremonia, pero no pudo hacerlo por enfermedad.

También asistió Freddy Cole, tío de 84 años de la cantante y último hermano con vida de Nat King Cole. Wonder tocó la harmónica y cantó “The Lord’s Prayer”.