De seguro todos nos hemos preguntado ¿qué será lo que tiene Leonardo que nunca resulta ganador, a pesar de sus varias nominaciones al Oscar?

Quizás el próximo domingo 28 de febrero dé la sorpresa y se lleve la codiciada estatuilla por su papel en la película «The Revenant», la saga de Alejandro González Iñárritu, director mexicano que el año pasado triunfó en estos premios con «Birdman».

Publicidad

La competencia es fuerte, pues tendría que derrotar a Bryan Cranston, por «Trumbo»; Matt Damon, en «The Martian»; Michael Fassbender en su papel de «Steve Jobs» y a Eddie Redmayne, «The Danish Girl», quien promete mucho.

Desde hace tiempo se habla a modo de bromas en los medios de la farándula estadounidense de «la maldición de Leonardo DiCaprio», ya que nunca ha sido considerado como Mejor Actor por su participación en los filmes que ha protagonizado. Otros aseguran que tienen algo personal contra el intérprete, en particular los miembros de más edad de la Academia de Hollywood.

¿Pero qué hay detrás de la poca suerte de DiCaprio? Posiblemente el mayor obstáculo ha sido la dura competencia que ha tenido que enfrentar cada vez que ha estado nominado.

«Creo que quizás debería arriesgarse más y abandonar su zona de confort. Tendría que hacer papeles más arriesgados que le ayuden a mostrar sus cualidades interpretativas, como ha hecho en «El lobo de Wall Street» o «Djago Unchained» (…) así demostraría a los votantes de la Academia que es un actor versátil digno de ganar un Oscar», dice Jeremy Key, editor de la revista especializada en cine Screen International.

Pese a que ha trabajado con grandes directores y ofrecido grandes actuaciones, lo que se dice es que todavía le queda mucha carrera por delante; tiene mucho que demostrar. 

Con su recién actuación en «The Revenant», la meta, posiblemente, esté más cerca. Ya los Golden Globe, antesala de los Oscar, lo reconocieron. 

Publicidad

¿Hasta cuándo durará su «mala suerte»? En la próxima entrega de los premios sabremos si le tocará seguir esperando.