A pesar de tener 23 años de edad, la actual Miss Repúblcia Dominicana, Clarissa Molina, tiene mucho tiempo tratando de alcanzar sus sueños y destacar en el mundo del modelaje y los concursos de belleza, en lo que, según la joven representante de la provincia Espaillat, Moca, ha sido un trayecto de mucho esfuerzo, sacrificio y entrega.

¿Cuándo comienza a poner “en marcha” sus sueños?

Publicidad

Es a partir del 2012 que la beldad criolla pone “en marcha”, su plan de llevar una corona sobre su cabeza. Pero el trayecto no ha sido fácil, ya que, según cuenta ha participado en varios certámenes, pero ha perdido. Uno de estos fue en la novena temporada de Nuestra Belleza Latina, en la que quedó en cuarto lugar y resultó electa la también dominicana Francisca Lachapel.

“Me apasiona la comunicación, el trabajar para informar y entretener. Esto, a pesar de que en el plano personal soy mucho más reservada”, dice Molina, quien afirma que no se ve haciendo otra cosa para ganarse la vida que no sea trabajar en los medios o ser una actriz, como la colombiana Sofía Vergara. Al preguntarle sobre su familia, Clarissa afirma que es muy familiar, y que gran parte de lo que es ella como persona se lo debe a los valores que le han inculcado sus padres.

“Al principio de este viaje mi padre no le gustaba la idea de que participara en eventos de belleza, en especial, si estos eran gratis, ya que lo veía como una pérdida de tiempo. Pero esto es algo normal en los padres de su generación.

Son muy conservadores. Sin embargo, se ha dado cuenta de que me mantengo fiel a mis valores morales, que él y mi madre me han inculcado ser una mujer firme y leal a mí misma”, relata Clarissa, con una gran sonrisa, mientras recuerda aquellos momentos en los que su padre era renuente a la idea de que su pequeña se dedicara al modelaje.

Entiende que en el mundo del entretenimiento, como en todos campos laborales, se pueden presentar situaciones en los que el individuo se puede ver forzado a tener que dejar a un lado sus convicciones por querer encajar, o lograr alguna meta profesional. Sin embargo, cree que es algo que nunca debe suceder. Afirma que debemos aprender a decir no.

“El hecho de aprender a decir no, a poner límites, no implica que vas a perder una oportunidad. Solo estás siendo segura de ti misma”, dice. Algo, que según dice la nueva reina, tomó como consejo de la cantante mexicana Thalía.

Publicidad

Molina, quien es la penúltima de siete hermanos, considera que lucha por mantener su integridad como mujer. Por lo que, además de ganar una corona, tiene la idea de desarrollar proyectos para favorecer a las adolescentes en riesgo, en especial, aquellas que han quedado embarazadas. “Me gustaría que los programas que trabajan a favor de esta causa las ayuden a creer en sus sueños, a reinsertarse a la sociedad, realizar estudios que les permita salir adelante de manera digna”, dijo Molina.
En el concurso Miss República Dominicana había muchas chicas talentosas, con cualidades únicas, que podían representar a la mujer dominicana”.
Clarissa Molina