Aunque mantenerse alejado de las deudas, o por lo menos no aumentarlas, es lo más lógico y conveniente este mes, emocionalmente vemos a muchos dominicanos endeudarse más en diciembre. Por esta razón hemos creado una guía de 10 claves para que no te ocurra esta Navidad. Esperamos que puedan seguirla.

1. No gastes lo que todavía no has ganado. Sabemos que el Black Friday ya pasó pero tú aún no  lo entiendes.  Gastar lo que todavía no te ha llegado es la fórmula mágica para entregar tu doble sueldo, no bien lo hayas cobrado. Si te ha pasado en años anteriores piénsalo bien para gastar antes de cobrar.

Publicidad

2. Estima cuánto te costará diciembre y averigua si puedes con él. Ponerle nombre y número a los gastos de este mes siempre nos arrojará claridad y nos facilitará decidir qué podemos hacer y qué no. Si luego de calcular te das cuenta de que no puedes llevar todo a cabo, por favor, no intentes hacerlo con tus  tarjetas de crédito o nuevas deudas.

3. Piensa que diciembre es un mes como cualquier otro. Sabemos que no es así, pero te pido que lo intentes. Al igual que en todos los otros meses, cobras un sueldo, y tu negocio deja casi lo mismo o más de lo considerado normal. Busca la manera de vivir como si contaras solamente con la misma cantidad de dinero que recibes los demás meses del año.

4. Separa los gastos obligatorios y guárdalos en sobres, cuentas de ahorro con libreta y/o págalos inmediatamente. La pintura de la casa, la cena del 24 y del 31, la ropa de los niños, los regalos de Navidad, los Reyes… Tú sabes cuáles son tus gastos obligatorios. Si ya están ahí lo mejor es salir de ellos tan pronto cobres. El mayor beneficio que arroja hacerlo de esta forma es que si primero gastas el dinero en otro asunto, es probable que entiendas que estos gastos sí son obligatorios, y si no tienes con qué hacerle frente, te endeudes para pagarlos, porque al final, ¿cómo vas a dejar a tu familia sin cena de Navidad un 24?

5. Este año haz algo totalmente diferente con tu dinero. Llevas varios años haciendo lo mismo, prueba con algo diferente: si sólo compras y compras, este año compra y ahorra. Hazlo 50/50. Si gastas lo mínimo y ahorras, éste año invierte la misma cantidad que ahorras.        

6. Divide tu ingreso extra utilizando correctamente la rueda del dinero. La rueda del dinero te dice que no puedes dejar de gastar, pero que tampoco te puedes olvidar de invertir y ahorrar. Este año aplica la división de la rueda del dinero:

• Inversión – 25%

Publicidad

• Ahorro – 25%

• Pago de deuda – 25%

• Compras y regalos – 25%

7. Ponle monto máximo a tus gastos de regalos. Es difícil pasarse las navidades sin regalarle a nadie, por lo que este punto va muy de la mano con el  2, de cuánto te costará diciembre. ¿A quién le vas a regalar este año? ¿Cuál es el monto máximo para cada persona y cada regalo? De tu presupuesto total, ¿cuánto estás dispuesto a gastar en regalos? Haz tu lista de nombres y precios para tus regalos y suscríbete a ella.

8. Lleva nota de todos tus gastos y respeta tus presupuestos. De nada te sirve hacer presupuestos, listas, dividir tu dinero y pagar todos los gastos obligatorios en efectivo si no llevas un récord de lo que haces. El motivo principal para hacerlo es que te ayuda a  respetar los presupuestos y parar cuando ya los completaste o estás ligeramente por encima de ellos. Si no acatas este punto, planificarte financieramente no tiene sentido.

9. No dejes tus compras para última hora. Si quieres gastar más, cada vez que compras, sal a última hora. Esto aplica casi en todo, desde la compra del “súper” que haces en tu casa, hasta el cambiar tu carro cuando ya el anterior no da más. Navidad no es la excepción, por lo que la regla también aplica. Si quieres gastar menos sal a hacer tus compras a tiempo. 

10. Sé creativo. La Navidad no se trata de excesos ni de regalarle a todo el mundo, sino de hacerles saber a las personas que amas que estás ahí y que pueden contar contigo. Busca la manera de regalar más presencia y menos regalos materiales. Piensa en pasar tiempo de calidad con quienes aprecias, escribir cartas de cosas que nunca se han dicho, demostrar afecto cocinándole o sirviéndole a alguien. Hay infinitas formas de demostrarles a quienes amas  que son importantes para ti, quizás el dinero es sólo la vía más fácil de hacerlo.

Publicidad