Apple busca  exhibirse en el mercado de lujo. Con la innovación del smartwatch da un paso más para adentrarse en el mundo de los productos llamativos y costosos. El modelo caro, con el acabado propio de una joya, supera los 1.000 dólares (920 euros). Próximamente se presentará una versión de gama más alta que llevara el nombre de Edition, que costara 10.000 dólares, y que solo estará disponible en tiendas como Galerías Lafayette (Paris), Isetan (Tokio) y Selfridges (Londres), todos estos establecimientos marcados por el lujo.

Pero Apple también tiene su versión de precio módico. El precio de partida será de 350 dólares, 150 más que la mayoría de los competidores que equipan sus equipos con el sistema operativo android, de Google.  Este producto saldrá a la venta el 24 de abril en Estados Unidos y en otros países como Alemania, Japón, Reino Unido, Francia, China, Hong Kong, Australia, Canadá. Los clientes de España, Italia y Latinoamérica tendrán que esperar hasta la fecha que aún está por determinarse.

Publicidad

El dispositivo debe vincularse al iPhone para desarrollar todo su potencial.

La mecánica del Apple Watch solo funcionara plenamente si el propietario también tiene un iPhone. Si no tiene este teléfono móvil, el reloj inteligente de Apple sólo dará la hora y poco más. Para que el reloj funcione con todas sus características integradas deberá estar vinculado a un iPhone (no sirve un IPad o MacBook, ni un teléfono con sistema operativo Android). Podrá tener acceso a sus contactos, fotos y descargas a través del Wifi o el Bluetooh.

“Es el mejor dispositivo personal que hemos lanzado nunca”, aseguró el consejero delegado de la compañía tecnológica, Tim Cook,  que anticipó en la presentación que el reloj tendrá  autonomía durante 18 horas.  

Apple de este trimestre se ha convertido en el mejor de la historia registrado por una compañía. El gran mercado asiático ha sido decisivo para que Apple haya registrado entre octubre  y diciembre pasados unos resultados espectaculares, batiendo todos los records y previsiones conocidas.